30 de mayo de 2011

La suerte del campamento de la Puerta del Sol está echada



Por mucho método asambleario que pongamos encima de la mesa al final resulta que la razón se subordina a las emociones. Somos así, nos construimos y desconstruimos con emociones. Esta noche de domingo la asamblea de Sol ha tentado la suerte y ha decidido no decidir que hacer con el campamento lo que significa que otros decidirán por ellos. Es posible que los acontecimientos de Barcelona o de París hayan creado en el ánimo de la gente una cierta ofuscación. La criatura que se ha creado en Sol es el ánimo de cambiar la sociedad cambiando la política. Los armatostes, los toldos, los papeles y cartelones, las infraestructuras de Sol no son nada comparado con el impulso social creado en los barrios, en los medios, en las redes digitales.
Ya se que es duro. Que la pregunta de tantos jóvenes es ¿y por qué tenemos que elegir? Pues por razones políticas. Por las razones que han acompañado las luchas democráticas a lo largo de tantas generaciones aquí y en todas partes. Irse es la decisión de la razón para llegar a los barrios como líderes, como movimiento orgulloso de sus avances. Quedarse es convocar la lucha en el plano en el que vuestros adversarios se encuentran mas a gusto. Lo hemos visto en Barcelona, lo vemos en París hoy mismo.

Mañana, el martes o el miércoles será más difícil todavía decir adiós. Numancia está en nuestros genes. Numancia es la emoción de una aventura. 

Pero pensemos en una cosa. ¿Cómo quieres llegar a las asambleas del sábado próximo? Con las propuestas, con los avances de tantas y tantas horas de debate puestas encima de la mesa para ofrecerlas a tus vecinos. O con una lista de agravios nuevos, innecesarios.

Me lo pregunto yo mismo y no sé qué contestar. Mi corazón me dice Numancia. Pero mi cabeza me dice que vuestra lucha es la única luz para reconstruir un movimiento ciudadano descabezado, para renovar las estructuras anquilosadas de los partidos políticos, de todos ellos. Para gestionar el cambio necesario. No para pagar multas o para reproducir combates callejeros, que ninguno de nosotros queremos.

En cualquier caso vaya por delante mi agradecimiento. Lo que “ya” habeis hecho tiene un valor excepcional. Ningún error, ninguna emoción le restará mérito. Incluso, muchos aprenderán lecciones que en algún momento hay que aprender. Mejor eso que acertar con consejos ajenos. En cualquier caso la asamblea de esta noche que he seguido atentamente por streaming dejará una huella imborrable en la memoria de todos. Ha sido uno de los espectáculos políticos mas brillantes de la historia de España.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...