16 de junio de 2011

EQUO y los proyectos de crear una nueva izquierda



Estoy escuchando parte de la rueda de prensa reciente en la que Inés Sabanés anuncia su incorporación al proyecto EQUO. Parece que la razón que mas ha influido en su decisión ha sido la de participar en un proyecto horizontal. De militar en una organización mas abierta, menos jerarquizada. Ella confía en que EQUO respete ese modelo. Ojalá que le vaya bien.

Conozco a muchos socialistas y a muchos militantes de los partidos de izquierda que llevan años con esa misma reflexión. Por lo que se ve no han conseguido nunca, y mira que han pasado años desde que ese sentimiento está arraigado entre las gentes de izquierda, modificar o cambiar las reglas y los modelos organizativos de sus partidos. Alguien diría que siempre es mas facil cambiar las organizaciones desde dentro que montar otras nuevas pero parece que no es así.

Siendo las cosas de esta manera la emergencia del fenómeno de los indignados y sus múltiples expresiones orgánicas puede que venga a ser una solución. Como diría Mao: “permitir que 100 flores florezcan y que cien escuelas de pensamiento compitan es la política de promover el progreso en las artes y de las ciencias y de una cultura socialista floreciente en nuestra tierra”. Quiero decir que toda esta emergencia de movimientos, de organizaciones y  de propuestas será el camino para que en su día nazca una nueva izquierda renovada.
Aunque por supuesto que las formas de organizarse, que la implicación de la gente, no es lo mas importante para el progreso de las ideas de emancipación. Lo mas importante lo seguirá siendo la idea misma. El motor del cambio siempre será encontrar un objetivo de emancipación. En su día esa idea fue la de la superación de la sociedad de clases. En otro momento la eliminación del colonialismo. En situaciones de crisis siempre lo fue la lucha por la paz. 

Hoy son tantos los frentes de lucha que dan sentido a un proyecto de izquierda que no damos abasto en entender las relaciones entre los proyectos de protección del medio ambiente, la lucha contra el sexismo y el machismo, la defensa del estado del bienestar y el sencillo combate diario para obtener un lugar al sol y huir de la pobreza de las gentes de todo el mundo. Demasiados proyectos. 

Mucho mas complejo cuando somos conscientes de que las herramientas que hasta ahora han servido para avanzar, para reformar y para encauzar los problemas de las sociedades: los estados nacionales, las libertades democráticas, las mismas formas de lucha aprendidas en los combates de tantas generaciones como la huelga, la libertad de prensa, el voto, la movilización de masas y tantas otras están siendo puestas en cuestión por un mundo que funciona al margen de las instituciones públicas, incluso al margen de las mismas sociedades.
Seguimos reflexionando….De momento me voy a pasar esta tarde por el Encuentro de EQUO de Madrid a ver si me inspiro un poco.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...