24 de julio de 2008

Esto parece el Monopoly. Comprando suelo a los privados.



Parece que los peores pronósticos se están cumpliendo. Muchos socialistas, de puertas para fuera, no daban crédito a la posibilidad de que el gobierno Zapatero al final fuese a aprobar el rescate de suelo en manos de empresas privadas ahora que les vienen mal dadas a los señores de la especulación inmobiliaria.
Pues bien. Aquí lo tienen. La ministra del ramo acaba de anunciar que el gobierno piensa dedicar 300 millones de euros a tan benéficos y particulares fines. Eso para empezar. El año que viene puede que se ponga mas dinero encima de la mesa. Se nos dice que ese suelo incrementaría el parque de suelo público dedicado a la vivienda protegida.
Déjenme darles algunas razones para oponerse a tal programa:
-es la primera vez que la construcción de VPO utilizaría suelo procedente de los privados. Asistiríamos a una especie de desamortización al revés. Incluso cabe la paradoja de que vuelva a las manos del sector público suelo vendido a precios de saldo hace años que ha efectuado el recorrido típico de la especulación y que ahora se garantizaría un precio de remuneración protegido de las crisis. Si esto es una política socialdemócrata tal como nos ameniza día si y día también el presidente Zapatero que venga Olof Palme y que lo vea.
-segundo, esta medida choca con toda una política orientada hacía la promoción de vivienda en alquiler que pretendía romper la dinámica del pisito en propiedad que tanto daño a hecho a nuestra economía y tanto ha alimentado la burbuja de estos últimos años.
-tercero. A la puerta del gobierno van a acampar todos los sectores en crisis pidiendo el mismo comportamiento. Y posiblemente con muchos mas derechos y mas legitimidad para conseguirlo que el sector inmobiliario español que viene de unos años de vacas gordas que para si quisieran la mayoría de los sectores económicos españoles. A ver con que cara reciben ahora en los despachos oficiales a sectores como la pesca, el transporte por carretera, etc. Al final el mensaje parece decir: monten ustedes unos lobbies y pongan a la cabeza de los mismos a amigos de la casa. Eso será mucho mejor que hacer huelgas.
-por último. 300 millones de euros, sin ser una cifra despreciable, es una cantidad ridícula para conseguir algún efecto medianamente significativo sobre el mercado de la vivienda. Al final la medida es como un chiste. Pero que pone en precario la imagen del gobierno. Vender los principios por un plato de lentejas. Que además se comerán los que están ahítos de caviar.
Un error mas en la cuenta de Zapatero como decía ayer Jorge M Reverte en un lúcido artículo que recomiendo vivamente. Ya son muchos, querido Presidente.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...