8 de enero de 2008

UNA HUELGA DE LIBREROS


Reabierta Libreria Fuentetaja, originally uploaded by Isabel Clara.

¿Puede un librero ponerse en huelga? Los libreros de Fuentetaja, mítica librería madrileña, han decidido que si pueden. Debo reconocer que Fuentetaja no ha sido nunca mi librería de elección. Había algo en su organización que no acababa de gustarme y lo malo es que nunca he sabido que era ese algo. Prefiero para comprar ensayo Marcial Pons y para literatura Aviraneta y Machado . Si lo que me interesa es enterarme de las novedades no me importa reconocer que voy a la Fnac y últimamente a la Central del Reina Sofía.

Sobre el negocio editorial se sabe casi todo. Las políticas de concentración provocadas por la globalización han sido estudiadas hasta la saciedad por André Schiffrin.

La cuestión de la distribución final ha sido menos estudiada. Nuestras librerías han sido siempre tan precarias, tan pobretonas, que defender su espacio resulta tarea romántica aunque necesaria. Los vecinos de las grandes ciudades tenemos cierta tendencia a ignorar que la librería de barrio o de pueblo apenas tiene un espacio para sobrevivir. Solo el esfuerzo y la imaginación de los pequeños empresarios que las sustentan, en clave de negocio familiar las más de las veces, permite que salgan adelante. Ahora mismo me viene al recuerdo una de las pocas librerías que encarnan la posibilidad de un modelo de sostenimiento adecuado: la Casa das Letras de Ribadeo. He conocido librerías en régimen de cooperativa, todavía espero en algún caso que los gestores de alguna de ellas me abone ganancias. También librerías donde los gestores son a la vez financieros y trabajadores. Suelen funcionar gracias al esfuerzo cotidiano y a la suerte de engancharse con algunos clientes tipo colegios o instituciones. Muchas de ellas fracasan o languidecen.

En este momento solo me gustaría desear a los profesionales de Fuentetaja que tengan la suerte de poder mantener sus puestos de trabajo con dignidad. Si la huelga es el instrumento adelante con ella. Me imagino que Jesús Ayuso será la persona que mas estará sufriendo en estos momentos.

Otra reflexión interesante es la de imaginar como es posible ser empresario y mantener una perspectiva de izquierdas. Conozco muchos antecedentes. Hay algo oscuro- cutre en algunos casos- cuando un empresario de izquierdas se encuentra en dificultades. Parece que se ve obligado a encontrar un modelo de gestión paternalista. Obligado a buscar la complicidad de sus trabajadores. Suele dar malos resultados. A veces el izquierdista metido a empresario se convierte en el peor de los empresarios. Por pudor a veces. Pero también por oportunismo. Difícil tema éste. Alguna vez prometo hincarle el diente.

Para unos y para otro mis mejores deseos. Cuando un librero está en huelga algún libro se deja de vender y de leer. Y eso es muy malo.


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...