12 de enero de 2011

Túnez: el silencio de la complicidad



Desde diciembre 2010, el pueblo tunecino protagoniza un movimiento social contra la dictadura de Ben Alí que está dejando perplejos al mismo régimen patriarcal y a sus aliados europeos. Mientras que la represión provocada por la policía del presidente Ben Ali ha producido docenas de víctimas, Europa ha preferido mirar a otra parte, al contrario que la diplomacia USA que se ha mostrado mas decididamente crítica.

Tras el gesto desesperado de inmolación del joven tunecino, Mohamed Bouazizi (26 años) ha ido creciendo un movimiento social de rechazo a la situación económica en el país. De rechazo a la ausencia de perspectivas y de vida decente para los jóvenes universitarios, al empobrecimiento de amplios sectores sociales del campo y de la ciudad, a la corrupción generalizada e infecta de todo el sistema estatal tunecino y a la falta de instituciones verdaderamente democráticas empezando por los partidos, por los sindicatos, por la judicatura y por los medios de comunicación.

El régimen ha recurrido a los mas bárbaros excesos represivos y ha tildado de terroristas a los miles de manifestantes pacíficos que han ido extendiendo sus movilizaciones como una mancha de aceite a lo ancho y largo del país, desde el interior y el sur desértico hasta las costas y las grandes capitales mediterráneas. Los testimonios de los observadores independientes como algunas organizaciones de derechos humanos hablan de mas de cincuenta muertos hasta el momento víctimas de disparos de una policía que deliberadamente utiliza esos procedimientos con el ánimo de amedrentar a la población civil para que no se sume a las movilizaciones.

Lo mas llamativo del asunto es que esa represión lejos de sofocar el levantamiento lo está estimulando y transformando en un movimiento de aliento político. Hoy parece que las manifestaciones no se recatan en pronunciarse directamente contra el poder omnímodo de la familia del dictador. Esto es inédito en la reciente historia de Túnez y debería poner sobre aviso sobre la precariedad de los regímenes personalistas y autoritarios de naturaleza paternalista tan comunes en la región- Egipto, Libia, Argelia y Marruecos.

Lo mas patético sin embargo es el silencio ensordecedor de las diplomacias y los gobiernos europeos. Especialmente Francia, Italia, España y por parte de la comisión Europea. Tantos principios a favor de los derechos humanos parece que no cuentan a la hora de contemplar impávidamente los acontecimientos de “la tierra del Jazmín”.

Lamentablemente ese silencio de las cancillerías se extiende al conjunto de los partidos y estamos todavía esperando que los partidos europeos se pronuncien a favor del cese de la represión y de la apertura de un cambio político. Ya que no se espera por ejemplo un comportamiento de esa naturaleza por parte del gobierno Sarkozy si sería razonable esperar por lo menos un interés por parte del gabinete de la señora Jiménez. Después del desastre de la política diplomática seguido por ella en la reciente crisis saharaui estaría bien que nuestra ministra hubiese completado su formación de entrada y su aprendizaje en materia de comportamiento con respecto a las dictaduras magrebíes.

Es curioso que nadie haya convocado en España movilizaciones a favor del pueblo tunecino. Verdaderamente uno ya no sabe a dónde mirar. Estoy siguiendo en Facebook y en Twitter los posibles pronunciamientos en contra de estas matanzas, en contra del estado de sitio y lo único que encuentro es un silencio clamoroso. Lamentable. Toda nuestra izquierda incluida la mas radical y alternativa parece estar mas preocupada por el pluriempleo de nuestros expresidentes. Que caspa y que pena.

ACTUALIZACIÓN

Veo que una plataforma de Izquierdas madrileña que se llama CONFLUENCIAS acaba de convocar una manifestación para el Jueves 13 de enero con el siguiente texto:

19:00 del jueves 13 de Enero

Túnez en lucha.

Concentración frente a la Embajada de Túnez en Madrid.

Contra la represión del gobierno; en solidaridad con el pueblo tunecino.


Lugar: Embajada de Túnez.

Avenida Alfonso XIII 64-66-68. Avenida de la Paz.


ACTUALIZACIÓN VIERNES 14 DE ENERO 2011

Hoy será un día reconocido en la historia como aquel en el que cambiaron las cosas en Túnez y en el Magreb. La marcha, la huida de Ben Alí marca un antes y un después. El pueblo ha tomado la palabra y la toma de los palacios del poder será cuestión de tiempo; será obra de la alianza del pueblo con las fuerzas armadas, a la portuguesa. Puede que no. Puede que Túnez entre en un proceso de degeneración militarista. Pero no lo creo. El ejército recuperará el espíritu de Burguiba que fue el verdadero padre de la patria tunecina. Estaremos atentos.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...