28 de noviembre de 2009

Es vital para el pueblo saharaui conservar la vida de Aminetu Haidar


Llevo resistiéndome a escribir sobre la huelga de hambre de Aminetu Haidar. Reflexionaba con cierta frialdad sobre las cosas y me decía a mi mismo ¿Qué puede nacer de la combinación de la crueldad del sultán de Marruecos, la inanidad de Moratinos y el gobierno español y la determinación de Aminetu? Y concluía que la única salida posible al conflicto sería la muerte de la defensora saharaui de los derechos humanos o el final de la huelga al borde de la muerte sin haber alcanzado la meta de obtener el retorno a su territorio.

Hoy me encuentro algo mas esperanzado pues parece, digo solamente que parece no que así sea, que los medios de comunicación se están haciendo eco de la historia y que muchas personas se están movilizando a favor de Aminetu. Ello puede conducir a que las diplomacias de algunos países se muevan y aconsejen al gobierno marroquí que dé marcha atrás. Es difícil pero puede pasar. De lo que haga la diplomacia española no podemos albergar la mas mínima seguridad. Antes al revés. Tengo la plena seguridad que este incidente está siendo aprovechado por Moratinos para gesticular delante de los marroquís sobre el tremendo coste en popularidad que les supone la situación. Ni un paso mas allá. Incluso la broma macabra de nuestro ministro de AAEE de llamar a Aminetu para felicitarle por la fiesta del cordero demuestra su falta de tacto.

En estas circunstancias solo quiero hacer una última reflexión. Creo que la vida de Aminetu vale mas que cualquier otro logro u objetivo. Ella representa lo mejor del espíritu de lucha de su pueblo. Es ya un símbolo para todos los saharauis, incluidos los afectos a Marruecos y su influencia hará solo que crecer. Hay muchos saharauis dispuestos a inmolarse pero muy pocos con la trayectoria y la imagen de ella. Es un capital fundamental para el futuro del pueblo saharaui. Mucho mas en tiempos en los que la crueldad del sultanato tiende a crecer, la atención diplomática internacional a disminuir y el ánimo del pueblo a decaer.

Por otra parte creo que se ha conseguido romper la barrera del silencio por primera vez en muchos años. Que el movimiento de asistencia y solidaridad ha dado un paso enorme. Que la administración de los EEUU, algunas iniciativas en el europarlamento y otros elementos políticos internacionales pueden ayudar al desbloqueo de las negociaciones impuestas por las Naciones Unidad a las partes. Y que Marruecos puede que entienda que su escalada de terror y crueldad puede tener un coste considerable.

La muerte de Haidar o su derrota no puede alterar esas circunstancias. Solo puede conducir a la desesperación de su pueblo y a la desaparición de la mas mínima oportunidad para la paz. La dignidad es un valor fundamental de las personas. Pero la vida de Aminetu es un factor inmensamente necesario para llevar la voz del pueblo saharaui por todos los rincones del mundo.

Otro día hablaremos del gobierno español y del comportamiento del PSOE. Podría decir cosas de las que luego me arrepintiese. Solo deseo que por favor no se aprovechen de la situación para hacer méritos ante las autoridades marroquíes. Que si no tienen fuerzas, ganas ni capacidad para imponer la legalidad a Marruecos, incumpliendo con ello sus obligaciones, que no han prescrito, como antigua potencia colonial, que se callen. Pero que no ofendan la dignidad de todo un pueblo. Que se abstengan y se mantengan al margen. Ahora y en el futuro.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...