7 de noviembre de 2009

Prohibiciones, palizas a muerte y manías



Los waziris siempre hemos bailado al ritmo de los tambores", dice Kamal Mehsud. ¿También las mujeres? "También, aunque separadas de los hombres", precisa. "Pero ahora los talibanes no lo permiten".

Así se explica hoy en El Pais el cantante Mehsud. Los talibanes consideran que la música es pecado salvo cuando exalta las glorias y heroicidades de los propios talibanes.

Hoy tambien a través de El País conocemos que una mujer marroquí fue cruelmente maltratada por unos paisanos suyos por no llevar el velo musulmán. Y eso ha pasado en el centro de La Mancha, en la tierra de Don Quijote. En España.

Dos noticias en la misma clave y en el mismo día. Realmente da que pensar el asunto. ¿que mecanismo mental podrá llevar a unas personas a querer imponer sus ideas a muerte a los demás?. Y no hablamos de imponer creencias religiosas. Hablamos de declarar la música como una actividad prohibida y amenazar con la muerte a grandes o pequeños intérpretes de folklore que se limitan a reproducir un arte creado por generaciones. O hablamos de imponer que una mujer, muchas mujeres, se cubran el rostro a beneficio de unas manías impuestas por sus propios fanáticos vecinos.

Este fin de semana el regalo musical del blog trae al protagonista de la noticia: el músico waziri Kamal Mehsud. Ustedes me dirán que daño puede hacer esta música al mundo. A mi me encanta, por cierto.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...