28 de mayo de 2008

¿Quién es aquí el maestro?

DSC_0010


Estas son las preguntas que el lendakari Ibarretxe se propone lanzar al “pueblo vasco”:

1ª PREGUNTA: ¿Está usted de acuerdo en apoyar un proceso de final dialogado de la violencia si previamente ETA manifiesta de forma inequívoca su voluntad de poner fin a la misma de una vez y para siempre

2ª PREGUNTA: ¿Está usted de acuerdo en que los partidos vascos, sin exclusiones, inicien un proceso de negociación para alcanzar un acuerdo democrático sobre el ejercicio del derecho a decidir del pueblo vasco, y que dicho acuerdo sea sometido a referéndum antes de que finalice el año 2010?

Son preguntas que incluyen muchas otras preguntas en su interior como en las matroskas rusas. ¿Que es un final dialogado? ¿Y una forma inequívoca? ¿Qué es previamente? ¿Que es la voluntad de ETA? ¿Lo que ellos digan? Y lo inequívoco ¿tiene que ver con una firma ante el notario? Partidos vascos, ¿que es un partido vasco?, ¿uno que no sea español? Un acuerdo democrático ¿es un acuerdo de mayorías o de unanimidades? ¿Que es el derecho a decidir? Decidir, ¿sobre que? ¿Que es el pueblo vasco: el de Euskadi, el de Navarra, el de Iparralde? ¿Van a votar todos? ¿O solo unos en nombre de otros? ?Y por que antes del 2010? ¿No puede ser este año o el 2012? ¿No puede ser en el momento que se acredite que ha desaparecido la violencia definitivamente? ¿O a lo mejor antes de ello para saber como respira la gente?

Este hombre no está en sus cabales. En vez de una consulta esto parece el guión para un curso master de 20 créditos ECTS a desarrollar en la UPV.

Además las preguntas no están coordinadas. Puede haber mucha gente que diga si a lo primero y no a lo segundo. Y al revés. ¿Tiene el lendakari una fórmula, una operación algorítmica para ligar las respuestas de tal manera que al final uno sepa que significado tienen?

Estoy hablando solo desde la lógica. Si hablase desde la política pues diría otras cosas menos amables sobre estas ideas de bombero- y que me perdonen los bomberos.

Aquí dejo un diálogo a propósito. Creo que no hará falta que señale el autor:

“—Cuando yo uso una palabra —dijo Humpty Dumpty en tono apabullantemente despreciativo—, significa exactamente lo que yo elijo que signifique, ni más ni menos.

—La cuestión es —dijo Alicia— si puede hacer usted que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.

—La cuestión es —contestó Humpty Dumpty—, quién es aquí el maestro, eso es todo.”

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...