30 de diciembre de 2010

Otra librería que se cierra: Aviraneta de Madrid


Me acaban de confirmar que la Libreria Aviraneta de Madrid se cierra por problemas de rentabilidad. Es una gran pérdida para el barrio de Chamberí en el que Aviraneta era toda una institución. En los últimos tiempos han abierto dos librerias de grandes cadenas en su proximidad. Me imagino que eso habrá contado tanto como la crisis. A pesar del respiro que suponía todos los años la Feria del Libro supongo que ya no era suficiente ese alivio.

No es la primera librería en cerrar ni será la última. Pero en este caso mi tristeza es mayúscula. Es mi librería de referencia. El trabajo de Javier, el motor de la librería, ha sido encomiable. Ha tratado junto con sus compañeros en modernizar el negocio de forma constante. De especializarlo. De prestar todo tipo de servicios. Ha conseguido de los dueños del local se convirtiesen en mecenas del negocio aguantando con retrasos en la renta que otros en su lugar no hubieran soportado.

Recuerdo con cuanta ilusión hicieron la última transformación del local para darle un aire mas abierto, mas transparente. Como poco a poco y a lo largo de muchos años han ido especializándose en géneros como el libro de matemáticas, el de viajes y el infantil.

La tienda es en si misma, me resisto a decir "era", una tertulia abierta. Siempre encuentras un consejo sano sobre libros o un comentario sobre la vida o la sociedad en la que nos ha tocado vivir.

Abrí un perfil en 11870 hace ya unos años. Es a través del mismo que me entero de la noticia. La he confirmado desgraciadamente. No se que se puede hacer. Cuando los números no salen a pesar de los sacrificios y de los cambios de modelo de explotación poco es lo que se puede intentar como no sea alargar la agonía.

Parece que tienen la idea de potenciar su página web, en especial en lo referido a la distribución de libros de matemáticas. Espero que tengan suerte.

Pero nunca será lo mismo. El contacto físico, el olor a la tinta de los libros, esa comunión del tacto y la vista con el papel y el diseño de las portadas es insustituible. El diálogo de tu a tu con alguien que es mas que un vendedor, que es un amigo y un experto, es una experiencia que no tiene precio. Así nos va. Las cosas que no tienen precio las perdemos. Y a cambio tenemos grandes superficies donde el anonimato está asegurado. Tiendas y libros electrónicos. Muy bien por el futuro. Muy bien para el negocio de unos pocos. Pero que mal para una sociedad que solo hace que perder sus señas de identidad mas inmediatas. Sus espacios de vida. Su comercio de cara humana.

Que mas puedo decir. Tengo la sensación de que un nuevo mundo nos aplasta y que no tenemos fuerza para resistirnos al cambio. Que todos seremos víctimas. Que nuestra vida también va cerrándose poco a poco.

Solo me queda decir que a Javier y a sus compañeros les deseo lo mejor. Y si piensan que hay algún espacio para que sigan adelante que nos digan como podemos ayudar.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...