4 de diciembre de 2010

Viva Sevilla



Música para acompañar paseos a buen ritmo. A trote de cabalgadura o cochinero según den de si tus facultades fisicas. Por las orillas del rio. Luego entras en la Macarena y te tomas un vinito en el Pumarejo. Una tapita por aquí de buen jamón. Otra por allí de guiso de espinacas con su comino.

Que grande Teresa Berganza. Que picardía en la entonación. Que belleza de mujer madrileña.

Aprovecho para dar un aviso. Hay una cantante norteamericana que se llama Josephine Foster que anda perpretando una especie de versión guiri de esta y de otras canciones populares españolas. Ojo con ella. Es directamente alucinatoria. Mira que hay guiris que se enamoran de la música popular española y se animan a interpretarla con mayor o peor fortuna. Recuerdo ahora mismo al grandísimo y simpatiquisimo Pollito de California con el que tantas veces he disfutado de sus versiones flamencas. Pero lo de esta mujer es verdaderamente patético y eso que el grupo, la Victor Herrero Band, que la sirve de decorado musical son buenos y hacen lo que pueden. Creo que es de Colorado y que lleva viviendo cuatro o cinco años por Madrid. Debe de haberse cansado. He oido su disco dos veces por verle la gracia, por si existía una intención humorística o hermética oculta. Pues nada. Cuanto mas la escucho mas alucino. Que me perdonen sus seguidores si creen que me paso con mis comentarios. Tiene todo el derecho de hacer lo que hace. Seguramente en otros empeños de su carrera es razonablemente buena. Pero con este disco se ha cubierto de una bata de cola que la va grande, grande.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...