8 de junio de 2012

Europeos pero incorrectos





En mi paseo anual por la Feria del Libro de Madrid compré solo dos libros. Una novela francesa de David Foenkinos y un panfleto o libelo, que se decía antes, del eurodiputado Antonio Masip escrito a dos manos junto a su asesor y asistente en el Parlamento Europeo Pablo Sánchez La Chica.



Las instituciones europeas son muy desconocidas por los españoles. Recién llegados, en términos históricos, apenas tenemos nociones prácticas del significado o el peso político del Parlamento Europeo, de  la Comisión bruselense o del Consejo. A ese desconocimiento contribuyen, seguramente a su pesar, nuestros representantes en las referidas instituciones. No es el caso del eurodiputado Antonio Masip que se prodiga en los medios de comunicación y en su propio blog tratando de acercar a los ciudadanos el conocimiento de los debates y las iniciativas del itinerante Parlamento Europeo, al tiempo que lleva las preocupaciones de los ciudadanos europeos- no solo españoles- a los plenos y las comisiones de trabajo de tan importante institución.

Antonio Masip no es un político al uso. Tiene ese punto de rebeldía innata que le permite evitar convertirse en un brazo de madera al servicio de las iniciativas de su grupo parlamentario. Su larga carrera política, su independencia vital y una vocación indestructible por la verdad y el derecho le llevan a militar en causas tan diversas como comprometidas.

En el libro que acaban de presentar  nuestros dos autores, no dudan en presentar una fidedigna imagen del deterioro de la política europea. El deslizamiento de las últimas Comisiones hacía políticas desreguladoras. Su falta de compromiso con el mandato a favor del europeísmo, su conversión en brazo armado legitimador de las políticas alemanas. La devaluación de los conceptos de la Europa Social. Su abandono de políticas de compromiso internacional a favor del derecho de asilo con lo que nuestro continente deja de ser un agente activo a favor de la democracia en el mundo.

En especial el libro es rico en presentar información e ideas propias sobre los debates en torno a la regulación de la industria de la auditoría en Europa. Sobre algunos aspectos de la política internacional europea como los referidos a las revoluciones árabes, al Sáhara o a Turquía. Sobre el debate en torno a los derechos de autor. Sobre la minería del carbón. De muchas de estas cosas ya nos da Antonio Masip cuenta en su propio blog y en sus intervenciones frecuentes en los medios de comunicación. Puestas las ideas en formato de libro alcanzan, sin embargo, una densidad, compatible con la sencillez expositiva, muy de agradecer.

Y siempre enfocando los temas bajo tres perspectivas inmediatas: el servicio a las comunidades y a los pueblos, el respeto a las tradiciones democráticas europeas y por último la definición de propuestas y alternativas de cambio.

El libro está editado por la muy activa editorial Los Libros de la Catarata, en su colección Investigación y Debate y bajo el sugerente título de “Europeos pero incorrectos. Una mirada desde el Parlamento Europeo”.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...