18 de noviembre de 2011

Tú te vas y tú te quedas



La noche del domingo el PP contará sus votos y sufrirá cierta decepción, pues lo esperan todo y cualquier cosa por debajo del todo les sabrá a poco. Los socialistas hechos a la debacle se consolarán al superar por poco los mínimos que les permitan salvar los muebles, ya que no la cara. IU, UpyD, Equo y todas las formaciones pequeñas obtendrán pequeños triunfos para no defraudar a la parroquia pero seguirán insistiendo en la pesada losa que supone la existencia de una ley electoral cicatera con las minorías. De los partidos nacionalistas, incluida la nueva plataforma abertzale, poco cabe esperar en cuestión de celebraciones, en el fondo esta no es su fiesta preferida.

Mientras tanto Rajoy seguirá con las clases de alemán que está tomando en la intimidad y se apresurará a pedir cita en Berlín para antes de la navidad. Rubalcaba hará mutis por el foro, en realidad a él no le toca convocar el congreso extraordinario del PSOE. Y los demás esperaremos con ansia el esperado programa de gobierno del PP que según algunos está ya redactado con comas y puntos seguidos.

Como me resulta imposible por razones legales votar al mismo tiempo por la izquierda necesaria, por la izquierda alternativa y por la izquierda del futuro (pongan ustedes los nombres si me hacen el favor) y tampoco puedo abstenerme y dejar de votar a esas mismas formaciones por razones lógicas tendré que jugar al pinto, pinto, gorgorito. Por cierto que nunca he sabido si se dice pinto, pinto o pito, pito. En cualquier caso la canción más o menos, tal como recuerdo que se cantaba en los corros infantiles de mis tiempos, los años de Maricastaña, otra que tal, era así:

    Pinto, pinto gorgorito
    dónde vas tú tan bonito,
    a la acera verdadera, pim pam fuera,
    tú te vas y tú te quedas!
Pues eso, unos vienen y otros van y la vida sigue igual que dijo el otro.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...