24 de abril de 2008

Twitter, un gran invento.


Estaba yo tan tranquilo un día pensando que con mi blog y mi googlemail ya era todo un hombre 2.0, cuando de repente me dijeron que si no tenía twitter estaba perdido.

Me dije: con lo que me ha costado aprender lo de “a ref…” y esas tonterías del código html ahora tengo que empezar de nuevo. Con las horas que he dedicado al flickr y al youtube. Con la cantidad de amiguitos que me he hecho en el facebook. Ahora resulta que no soy nadie ( que pesado el corrector ortográfico: he dicho naide, hostias).

Pues hala a currárselo. Y aquí me tienen dispuesto a explicárselo a ustedes, para que no sufran lo que yo he sufrido.

Twitter es como el messenger de los post- adolescentes. Así de claro. Pero también es como el diario secreto de Patricia en el que todo el mundo puede meter las narices. Es el paraíso de los espías tontos que se creen que el twitter es una mina para ensayar sus nuevos spiders. Es la confusión de las lenguas y de los lenguaraces.

Empecemos. En el twitter estás tu solo de entrada, correcto? Lo primero que tienes que hacer es visitar a cualquiera que conozcas que tenga ya su twitter en propiedad. Si no conoces a nadie, empieza por mí por ejemplo. O por unos cuantos que se apellidan Following y cuyos retratos o simbolitos aparecen a mano derecha según miras la página hacia abajo.

Cuando te hayas percatado del registro que utiliza cada uno, es decir del tipo de chorradas que escriben, te puedes hacer seguidor de los que te apetezca apretando sobre un cuadrito que pone Follow, como en los coches que señalan a los aviones el camino del parking en los aeropuertos, me sigues?.

Una vez hecho esto cada vez que esas personas a los que folloveas escriban cualquier cosa tu te enterarás antes que nadie, muchas veces antes que ellos mismos, pues sabrás querido aprendiz o aprendiza, que la mayoría de las cosas que se escriben no tienen mas sentido que el que tu como lector les quieras dar.

Pero claro puedes pretender que además de enterarte de lo que @cualquiera

(así es como se escriben los nombres de los twitteros)cuenta puede que tengas el interés de dar a conocer lo que tú tienes que decir al mundo.

Que no tienes nada que decir, pues no digas nada, limítate a follovear a diestro y siniestro sin mas consideraciones. Serás un folloveador tipo voyeur. Dos especialidades morbosas con una sola mano o dos en el teclado.

Que el mundo necesita tu palabra: intentarás ser un folloveador con pretensiones, con ánimo de compartir, con sentido de equipo, un folloveador grupal. Otra cosa es que los demás te sigan.

Vamos a ello. ¿Cómo conseguir follovinientes? Uno pocos es cosa de tiempo. Existen muchos twitteros que no son personas, son robots que pretenden escuchar el espacio twittero para acumular información en bruto y luego procesarla con distintos fines. Pueden que detrás de esos robots existan empresas y hasta organizaciones de inteligencia extranjera. Así que ojo con lo que dices no vayas a ser “procesado”, en el sentido informático del término, por los enemigos de la patria. Otros son aficionados a acumular records o creen que el camino hacia el éxito en twitter, que se mide por el numero de seguidores, se consigue mediante el vulgar y antiguo procedimiento de preguntar a tod@s l@s del baile ¿quieres follar conmigo? Calculan que siempre habrá alguien que por aburrimiento o por error diga que si y apriete el follow correspondiente. Ten mucho ojo con esto.

Pero yo te voy a dar algunos consejos para hacer amigos. Identifica primero a los reyes del mambo en esto del twitter. Aquellos que tienen muchos followeadores y pocos follovinientes. Explora entre esos followeadores y encontrarás seguramente a muchos que se apuntan a un bombardeo.

Aunque la verdad lo mejor es que de vez en cuando escribas cosas con sentido. Al principio la norma era, y sigue siendo contestar a la pregunta What are you doing? Ese es el encabezamiento del twitter.

Algunos se lo toman tan a la tremenda que no dan un paso desde que se acuestan hasta que se levantan- o al revés según los casos- sin decírselo al twitter. Dicen que así su madre, su novia y sus compañeros le tienen localizado. Pero como yo pienso que eso a ti te trae sin cuidado te recomiendo que amplíes un poco tu campo de juego.

Otros muchos entre los que me cuento queremos dar al mundo cuenta cabal de lo listos que somos. Y escribimos greguerías o chistes según se de el día. Tampoco es eso, eh? La gente ya tiene suficientes maestros en esta vida. Pero puedes intentarlo.

Al final lo que va a pasar si perseveras es que te harás unos cuantos amiguitos en el twitter que cuenten cosas que te resulten interesantes y a los que gratificarás debidamente haciendo lo mismo. Es decir formarás o entraras a formar parte de una red informal. Y si eres profesional de algo relacionado con las cosas de las redes te darás cuenta de que twitter podrá ser muy útil en tu vida profesional. Pero eso ya exige otra pensada…

Ah ¡antes de que se me olvide. Todo lo que escribas no podrá tener mas de 140 caracteres. Como en los sms. Nada difícil por cierto. Ya sabes lo que decía Gracián “lo bueno si breve dos veces bueno”. Por cierto que nunca he puesto esa frase en el twitter….

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...