9 de septiembre de 2012

Una operación de desestabilización de la democracia española

Portada en la web del artículo de César Molinas en El País cuyo contenido ha dado pie a este post.




Escribo en relación con el artículo- por llamarlo de alguna forma- de César Molinas en El Pais, al que da cobertura y legitimidad el periódico totémico de la democracia española. No es casual que en el día de hoy esa propuesta de cambiar el sistema electoral español haya levantado oleadas de entusiasmo es según que sectores de la opinión pública española. Y escasas protestas, casi todas ellas curiosamente procedentes de los sectores de izquierda mas críticos y menos alineados con el sistema político español. Muy pocas reacciones de las gentes y los representantes de las fuerzas mayoritarias de ese mismo sistema.

Creo que es un ataque absolutamente indiscriminado al conjunto de los sectores políticos españoles en el poder y en la oposición. Es una forma de ofrecer carta de naturaleza a los ataques contra la democracia y contra la politica que se vienen alentando desde los circuitos financieros y desde la caverna. La operación de derribo está llegando a sus últimos objetivos y todo ello en el silencio clamoroso de los políticos españoles.

Y en beneficio de la verdadera clase de los privilegiados y de los llamados en lenguaje aparentemente académico "captadores de renta" que no son otros que determinados sectores del poder financiero, eléctrico y monopolístico. Con estos cuentos se esconden y se protegen del tsunami popular de descrédito del conjunto de nuestras instituciones. Mucho mas cuando la propuesta final que hace el amigo Molinas, la transformación del sistema electoral proporcional a uno mayoritario, es un canto de la rana, un remedio digno del profesor Frank de Copenhague.

Desde luego que desde fuera de la política no llegará el rescate de nuestra democracia. El pueblo y las clases ilustradas ya han sido, desgraciadamente, conquistados por estas ideas y estamos asistiendo a constantes ceremonias de la confusión en las que algunos, por incautos, creen encontrar el caldo de cultivo propicio a las grandes transformaciones políticas y otros, por malicia, la forma de derribar gratis el tejido institucional tan penosamente labrado desde la transición y antes de ella para poner en marcha viejas ofertas políticas sacadas del baul de los recuerdos de la peor España, de la España excluyente.

A esta situación solo se le puede hacer frente abriendo compuertas, aceptando el envite y proponiendo salidas políticas constitucionales desde el bloque constitucional mayoritario. Aunque con ese movimiento corran riesgo prácticas y prebendas que nunca debieron haberse aceptado. Aunque con esos cambios pongamos en riesgo equilibrios milagrosamente conservados. Cualquier cosa antes de ver como la democracia nos es arrebatada por aquellos que nunca han creido en ella. Aunque solo sea por dignidad y amor propio.

No creo que el PP sea recuperable para esa causa pues de alguna forma es partícipe y motor de esa campaña que al final arrasará con ellos mismos. La criatura que han engendrado se les escapa de las manos o habita en sus propios cuarteles. Solo basta ver como su secretaria general se apunta al derribo mediante su propuesta, torpe propuesta, de recuperar la democracia censitaria y el peso de los notables por encima del pueblo. Pero estoy seguro que en su interior viven personas con dos dedos de frente capaces de poner pie en pared y evitar que los mayores, los aznares y las esperanzas se queden con la peana.

Pero cabe esperar del PSOE que de un puñetazo sobre la mesa. Sin eso, sin ese paso, ni siquiera la intervención de la Unión Europea puede resolver nuestra inevitable crisis política. Yo no se si Rubalcaba forma parte de esa conspiración de notables que pretende cambiar las reglas del juego. Algunas veces parece que si. La cobertura de estas campañas desde el diario El País, periódico tan influyente y determinante de la misma carrera política de Rubalcaba, parece señalarle un camino al que dificilmente podrá sustraerse. Creo, y perdonarme el dramatismo, que Rubalcaba es mas un tapón que una válvula de seguridad. Por eso siempre he tenido la idea que cualquier otro dirigente del PSOE, incluida la señora Chacón, hubiera sido mejor alternativa que la del cántabro.

La suerte está echada. Si no lo hacen los políticos democráticamente elegidos, otros vendrán que cumplirán mal que bien el mandato de dar salida a la presión inaguantable que vivimos.

POSDATA

Por cierto que sería bueno conocer al articulista. Éste es el curriculum de César Molinas:

"César Molinas tiene una gran experiencia en el mundo financiero. Es socio fundador de la consultora Multa Paucis y actualmente entre otros, presta servicios profesionales para el “hedge fund” Providentia Capital. Con anterioridad fue durante siete años Director de Gestión de Merrill Lynch (Londres) siendo responsable, entre otras actividades, de las estrategias de inversión de activos y de productos de renta fija europea. Antes trabajó durante diez años para el Gobierno de España, fundamentalmente en temas relacionados con la Unión Europea. En esta etapa fue Director General de Planificación y responsable de la gestión de Fondos Estructurales (3.000 millones de euros anuales). Ha sido Director de Análisis Económico y relaciones institucionales de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y Consejero de numerosas compañías públicas españolas, entre las que destacan RENFE y Correos y Telégrafos. Antes de incorporarse a estas compañías, se dedicó durante más de diez años a la investigación y docencia universitaria. Es Licenciado en Matemáticas y Doctor en Económicas por la Universidad de Barcelona. Es MSc en Econometría y Matemáticas Económicas por The London School of Economics and Political Science. Ha publicado varios libros y numerosos artículos en revistas especializadas en Economía y Matemáticas."
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...