2 de julio de 2012

Una mamá vuelve al trabajo y deja a su bebé en casa. Un relato de maternidad.

Joaquín y Esperanza



Hay cosas que los hombres nos perdemos necesariamente. Entre las más importantes de ellas está la condición de la maternidad. Entre las menos el no saber usar algunos electrodomésticos como las lavadoras. Para lo primero tenemos pocas soluciones. Para lo segundo, podemos aprender.

Mi amiga Esperanza ha disfrutado estos meses últimos de su recién estrenada condición de madre primeriza. Pasados los cuatro meses reglamentarios no ha tenido más remedio que volver a su trabajo y con ello separarse de su hijo durante unas cuantas horas diarias. Difícil trance que se ha apresurado a relatar para sus amigos.

Me ha dado permiso para reproducir su escrito. Me ha parecido que los hombres podemos aprender algo de la vida que nunca viviremos y las mujeres seguramente rememorar o anticipar una experiencia tan emocionante como dejar de vivir noche y día acompañando la vida de un bebé y separarse de él. Como además Esperanza lo escribe con tanta sencillez, encanto y humor espero que todo el mundo lo disfrute igual que me ha pasado a mí.

El pasado 5 de Junio, Joaquín cumplió 4 meses y yo comencé a trabajar.

Mi separación de él ha sido dura pero necesaria para mi salud mental y la de él…porqué no decirlo;-). Mis máximas preocupaciones del día eran: qué iba a comer Joaquín, con quien y que cosas comía yo, si le ponía el gorrito al niño para pasear e ir a la farmacia para ver cuánto había aumentado de peso……y lo peor, si hacía o no hacía caca….

Cada cosa tiene su momento y a mi ya me hacía falta volver a mi realidad y dejar el maravilloso mundo de “Esperanza junto a Joaco en el Mundo de las Maravillas” y volver al Laboro, mi realidad de todos los días. Espacio publicitario: he podido disfrutar de 4 maravillosos meses (merecidos tras cotizar 15 años a la Seguridad Social) y darle un mínimo de todo a un futuro niño. Parece que estamos disfrutando de los últimos flecos del “estado de Bienestar Social y algunos agoreros anuncian que van a disminuir el permiso de maternidad….tan necesario para una madre e hijo. No digo más.

Novedades: pesa 7, 100 kilos, SI, he dicho SIETE KILOS CIEN. Tengo tendinitis en las muñecas de cogerle y duermo poco, pero soy FELIZ. Joaquín ayer tomó su primera papilla de frutas con cuchara. Yo aprendí a nunca más darle papilla toda mona vestidita de oficina y el aprendió que eso es mucho más divertido que un Bibe, aunque tarda más en llenarse su tripona y gruñññe.

Se TRONCHA de risa, sigue siendo tranquilo, juega solo y acompañado y sonríe a los que se cruzan con él por la calle, en el portal. SONRIE mucho.

Sus Primeras palabras han sido: AUUA (traducción mía: Agua). Vedee (Verde)…..y las dice en tonos musicales geniales. Me intenta imitar con su manita cuando le canto 5 lobitos y muevo mi mano al ritmo de la canción.

Entre él y yo…o más bien él conmigo…..se ríe de mí, se ríe cuando me caigo, me tropiezo y se me cae algo encima. No se si es porque a continuación le miro con cara de susto y asombro y él me responde con una carcajada. Pero resulta que su reacción es reírse “simpáticamente “de mi y yo por supuesto me troncho de risa.



La última anécdota que más me ha impactado ha sido cuando en mi segundo día de trabajo me despedí de él por la mañana. Mi tono era triste porque me separaba de él 6 horas seguidas, hasta la hora de comer, y estaba deseando que me dijera: “Mamá, vete, no te preocupes que estaré bien”….y lo hizo: ¡¡¡no me habló pero me cogió con sus dos manitas la cara y me dijo cantando…Ahhhhhhhhh.!!!



No os aburro más con mis emociones de ser madre y de ver crecer a Joaquín y os envío la selección de fotos (de cientos) que me ha hecho una amiga mía que se llama Carmen. Está empezando a hacer fotos a madres y bebés y me ha hecho un reportaje para que pueda utilizar alguna foto para su book. Si alguien quiere su contacto decídmelo y os doy su teléfono.



Un fuerte abrazo

ESPERANZA
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...