8 de abril de 2010

Que se anden con ojo los franceses


En la iglesia de Santiago de Castropol, por cierto que merece una detenida visita, encontré esta Semana Santa una curiosa placa que acompaña la vitrina de la bandera del Regimiento que en esa histórica villa asturiana encabezó la resistencia contra el ejercito de Napoleón durante nuestra famosa guerra de la Independencia. La vitrina con la bandera es la de la foto.

Reza así la placa:

"Alrededor de esta bandera se agruparon los valientes hijos del Regimiento de Castropol en la guerra de la Independencia y triunfante descansa en este sitio por orden del Ayuntamiento. Si algún día levantara la cabeza otro Napoleón, apresurémosla a humillársela, jurando al pie de esta bandera según el ejemplo de nuestros antepasados."

De momento no creemos que exista el menor peligro. Las relaciones entre Castropol y Francia son enormemente provechosas para ambas partes en el momento actual. Las ostras criadas en la Ria de Castropol marchan para Francia para adornar las mesas de los ciudadanos franceses. El comercio es el mejor bálsamo contra las guerras. Que siga la bandera en su vitrina. Y que los heroicos hijos del Regimiento descansen disfrutando de la paz de la hermosa villa castropoleña.
Posted by Picasa
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...