19 de junio de 2008

Policias ful. Políticos sosias.



Un perturbado se cuela en una comisaría y sale a patrullar de uniforme en Lleida. Lo cuenta el diario El País de hoy mismo en su edición digital.

La noticia no dice si el comportamiento del policía ful ocasionó daños a la ciudadanía. Supongamos que no. Que nuestro amigo se limitó a dirigir el tráfico en calles peatonales o a poner multas en papel de periódico a los coches mal estacionados en las aceras. Digamos que Lleida, Lérida para los mas viejos del lugar, es una ciudad pequeña sin grandes agobios de tráfico y con una ciudadanía tranquila y amiga de las tertulias en bares y cafés. La irrupción de un policía al estilo de los de Vieja Academia de Policía, tan pirados y descacharrantes, se hubiera visto con inusitado terror por unos vecinos apenas acostumbrados a la menor alteración del orden. Por lo tanto supongamos que el mosso por vocación no alteró la paz ciudadana.

Por lo que se cuenta parece que lo que llamó la atención fue la falta de compostura en el vestir. Seguro que la talla no era la suya o que se olvidó de ponerse las espardenyes que calza por ejemplo el mosso de la foto de arriba. Si nuestro amigo hubiera tenido la ocasión de preparar las cosas seguro que hubiera cuidado mejor los detalles y que el uniforme que se hubiera agenciado cumpliría las normas reglamentarias.

La pregunta que me hago es si este incidente no formará parte de una larga cadena de sucesos. Tengo la sospecha de que ciertos políticos, ciertos eurodiputados, ciertos alcaldes no son sino personas perturbadas que aprovechan su parecido con auténticos protagonistas o que se visten con los uniformes correspondientes u obtienen papeles e identificaciones de pega para hacerse pasar por ellos. Por lo que votan y por lo que dicen a uno se le generan ciertas dudas. Traten de buscar una explicación al voto a favor de los 18 meses de retención para los inmigrantes ilegales y díganme si no les cuadra la explicación del perturbado que se cuela en Estrasburgo y se pone a votar a lo tonto y a lo bailo. Menos mal que por lo menos Borrell y Obiols pudieron llegar a sus escaños antes que los locos de turno. Se ve que son mas precavidos. En el caso de Borrell además es de Lleida y ya hemos visto que a los de Lleida no les engañan con facilidad.



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...