30 de septiembre de 2007

Un nuevo periódico en España: Público.

Cuarto y mitad de buenas noticias, por favor


Llevo varios días comprando y leyendo el nuevo diario Público. No me costó encontrarlo en Ribadeo a las 9 de la mañana. Eso significa que tiene buena distribución, lo que es de agradecer. Que cueste 50 céntimos me imagino que tiene que ver con una política de marketing de lanzamiento. Existe la leyenda urbana de que Público es en el fondo un diario de vocación gratuita y que sus promotores han preferido usar como punto de distribución el kiosco, cediendo los 50 céntimos al kiosquero. Parece ser que no es así. Por el formato y por el contenido se queda mas cerca del diario convencional que del gratuito. Si acaso tiene el ligero aire desenfadado en la maqueta de los gratuitos pero sacándoles buena distancia en el tratamiento de las noticias y en la orientación general. Los dos primeros días compré la edición nacional y los últimos la de Madrid. Es precisamente en la de Madrid en la que se nota la gran diferencia. Son muy escasas las noticias locales al contrario que los gratuitos.

Sobre el periódico diré que le falta aire y soltura. Veo que poco a poco van introduciendo mas páginas de reporterismo. Pero parece mas bien un repositorio de noticias. Camuflan muy bien el hecho mediante el expediente de potenciar las primeras páginas adjudicándoselas al reportaje del día. Empezaron con una supuesta exclusiva sobre la actual dirección de ETA. A mi me pareció aquello mas la típica nota de confidencial explotada al límite de lo posible. Luego han seguido con reportajes trabajados desde todos los puntos de vista posibles pero con cierta falta de sustancia. Por ejemplo, el de hoy que trata sobre un miembro del tribunal constitucional, parece un totum revolutum sobre la represión de los últimos años del franquismo. Digo yo que hubiera sido mucho mas potente aprovechar la ocasión para rememorar el aniversario del 27 de Setiembre: los fusilamientos de Hoyo de Manzanares de Ángel Otaegui Echevarría, José Humberto Baena Alonso, Ramón García Sanz, José Luis Bravo Solla y Juan Paredes Manot. O si acaso no dejar reducido el censo de los funcionarios franquistas a un magistrado del constitucional, olvidando a todo un presidente de honor del partido principal de la oposición y a otros muchos.

En general las noticias están bien recogidas y se nota las ganas de ganarse el pan de esa pequeña legión de redactores que parece que se ha ido formando en torno al joven director Escolar. La nómina de escritolaris es amplísima y no se si merece la pena gastar tanta tinta en tanta columna y tanto columnista. Posiblemente falte alguna “pluma de oro” de esas que arrastran a los lectores años y años. Supongo que será cuestión de tiempo que lo consigan. Creo que en la actual nómina hay gentes muy buenas como Reig, pero en general, corramos un espídico velo.

La organización de las secciones es cuestión de acostumbrarse. Creo que la técnica de la doble portada es algo infantil, sobre todo cuando la segunda, la contraportada se asigna exclusivamente al deporte. No creo que los lectores de Marca o de As se pasen a Público. No se cuales son los caladeros en los que pretende captar audiencia. Tengo oído que entre los lectores de gratuitos. Puede ser. Se necesitan unos cuantos meses para conocer bien el perfil de tus clientes. En España han sido muy pocos los lanzamientos de diarios en los últimos años. Y mas los fracasos, el Sol, el Independiente, etc. que los triunfos.

Una última cosa. Parece que hay o había un cierto morbo por saber si Público puede hacerle daño a El Pais. No me da la sensación de que Público pueda restarle audiencia o ventas. Me parece un producto razonablemente bueno que puede ir consiguiendo clientela tanto de lectores de El Pais, como de El Mundo pero sin sustituirlos. A mas a mas como dicen los catalanes. Mes a mes. Dentro de un año hablamos. Ojalá siga apareciendo en los kioscos en ese tiempo futuro.


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...