19 de septiembre de 2007

ISLA DE TABARCA


ISLA DE TABARCA 2, originally uploaded by angel de olavide.

A principios de los 60 unos pocos e intrépidos vecinos de Alicante y Elche se acercaban a Tabarca en los barcos del correo y en las canoas de los marineros de la isla. Recibían diariamente sus encargos para la despensa. Hasta la barra de hielo diaria que les permitía mantener al frío sus alimentos. Ya metidos en los 80 la isla se dotó de un grupo electrógeno que posibilitaba unas pocas horas de luz eléctrica nocturna. Los fines de semana la isla se poblaba de domingueros llegados en barco desde Santa Pola o Alicante.

Todo empezó a cambiar en los 90. Catamaranes a todas horas durante el verano. Cable eléctrico submarino. Casas con aire acondicionado. Chiringuitos de arroces por toda la isla. Tiendas de souvenirs por la calle de en medio. Hay que esperar a la noche para recuperar el viejo silencio.

Cosas del turismo de masas. Dicen que los viejos pobladores de la isla se han forrado. No me lo creo. Por ejemplo se han debido forrar aquellos que levantaron unos enormes y feos apartamentos adosados con puertas de colorines cercanos a la cantera. Y me dicen que no son precisamente hijos del pueblo los dueños de tales bodrios.

La historia de la isla está muy bien contada: por ejemplo aquí y aquí.

Seguro que los orígenes de los pobladores, que la belleza de la isla en si, diera para hacer un hermoso proyecto turístico. Pero las ansias de ganancia a corto plazo, la incapacidad de los políticos de la derecha valenciana- campeones en el arte de la sinvergonzonería- están produciendo un modelo de explotación insostenible. En ninguna isla he visto un tratamiento tan indiferenciado de la basura: en las mismas bolsas se retiran envases, basura orgánica y restos urbanos. En ninguna playa se ven tantos millones de colillas. Tan pocas papeleras. Tantos árboles sin alcorques. Tanta desidia en los viales dignos de poblados del desierto. Tanto polvo innecesario.

A pesar de todo merece la pena una visita- mientras tanto puede que te conformes con un tour fotográfico-. Posiblemente fuera de los meses de verano. Merece la pena charlar con las gentes de la isla. Con los marineros convertidos en taxistas náuticos. Con los tenderos creadores de maquetas de barco. Con los jubilados que pasean a la tarde por el muelle. Con los veraneantes que alquilan casas y habitaciones y que aman la isla recordando los viejos tiempos de las luces de candil.


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...