23 de enero de 2007

Alcorcón: el West Side de Madrid


Leo en El Pais: “El detonante de los disturbios de Alcorcón está en algo tan nimio como una pelea entre dos chicas adolescentes, una española y una mexicana, que a su vez derivó en otra pelea entre sus novios, un dominicano y un boliviano. Las dos chicas riñeron el jueves por la tarde y la que se llevó la peor parte fue la española. Ésta es novia de Carlos Roberto, dominicano. Y la mexicana es novia de un boliviano, al que llaman El Bolivia. El viernes, un día después de la pelea entre las chicas, Carlos Roberto, el dominicano, decidió vengarse de lo que le había pasado a su novia española y se fue en busca de la chica mexicana. Pero terminó peleándose con el novio de ésta, El Bolivia.”

Copio de la Wikipedia: “Tony (Richard Beymer), que perteneció a la banda de los Jets, se enamora durante un baile de la hermana de Bernardo (George Chakiris), líder de los Sharks, María (Natalie Wood). Por el amor de María, Tony tratará de poner paz entre ambas bandas, pero consumido por la venganza, mata a Bernardo en un impulso. Como resultado de esta muerte, los portorriqueños le persiguen hasta darle muerte, escenificando el trágico final de esta historia.”

El primer texto pertenece a una crónica sobre los acontecimientos de Alcorcón de este fin de semana. El segundo al relato del argumento de la película West Side Story.

Han pasado 45 años entre el estreno de la película y los acontecimientos de Alcorcón. La película se basa en Romeo y Julieta, lleva música de Berstein y está considerada como una cumbre del séptimo arte. Los acontecimientos de Alcorcón se basan en un guión cutre nacido en una cultura cutre, llevan música de rap y la gente no se pone de acuerdo sobre su sentido. Unos piensan que es una simple bronca juvenil devenida en escándalo público gracias al morbo de los medios de comunicación. Otros piensan que es la prueba del nueve de que el racismo está instalado en las ciudades españolas y que cualquier incidente puede ser capitalizado por la extrema derecha.

Yo no voy por los parques e ignoro si en las canchas de deporte se cobran tasas por las mafias latinas. Por cierto que muchas de las escenas de WSS están rodadas en las canchas callejeras de NY. Veo por todas partes chicos y chicas latinas orgullosos de sus orígenes raciales y de sus propias modas, por cierto que importadas de USA. También veo por todas partes grupos juveniles de madrileños cargados de alcohol destrozando mobiliario urbano y amenazando a ciudadanos de todas las condiciones. Pocas veces ves como esos grupos coinciden. Parecen llevar un GPS especializado en evitarse. Mejor así. Pero se encuentran necesariamente en los institutos, en los parques de sus barrios. Se encuentran en el fracaso escolar. Posiblemente no tengan a nadie con quien hablar de sus problemas. Posiblemente sus familias no se enteren mucho de lo que les pasa. Seguramente ni siquiera saben lo que les pasa. Es fácil que tengan la tentación de echarse cada uno la culpa de sus problemas a las espaldas del otro. Es fácil que cada uno busque sus propias señas de identidad. Es fácil que se malinterpreten los gestos: que los pañuelos en la cabeza se conviertan en agresivas señas piratas, que la dureza del acento de los españoles asuste a los de allá.

Pero al final lo que mas cuenta, ahora como en el 61, es que pretendan quitarte a tu chica.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...