10 de mayo de 2006

De los sellos para las misiones a la misión de los sellos: la estafa filatélica de Afinsa y Forum Filatélico


Stamps, foto de betty..

Hace pocos años descubrimos entre las pertenencias de un familiar fallecido- una persona nacida en el siglo XIX para mas detalle- una colección de sellos antiguos. No estaba ordenada pero parecía tener cierto valor estético. Sellos preciosos, la mayoría de arte y conmemorativos. Ilusionadamente me fui a la página de Internet Selloland para tratar de hacerme una idea del posible valor de la fastuosa colección y hete aquí que me lleve el chasco de conocer que toda la colección superaba por poco los 100 euros de valor- estoy hablando de unos 300 sellos-. Algunos de los sellos superaban por poco su propio valor facial y ninguno de ellos llegaba a valer su precio de compra actualizado con la inflación. Estoy hablando de precios de venta, difícilmente en el mercado se podría haber obtenido la mitad del valor de referencia desde el punto de vista de un coleccionista privado. Creo recordar que el sello de la colección mas valioso era el del Buque Ciudad de Toledo de 3 pesetas y que podría estar valorado en 3 euros. Fue entonces cuando tuve la ocasión de hablar con un estupendo empresario independiente del sector. Lo que me dijo en confianza fue mas o menos lo siguiente: “este es un negocio que exige muchos años de movimiento, de constantes compras y ventas y de un ojo especial para saber encontrar novedades y curiosidades de verdadero valor. Estas grandes empresas de coleccionismo son solo fachadas de negocios financieros, con el valor de los sellos no se compensa la inflación ni mucho menos se llega a obtener rendimientos, pero no seré yo quien lo diga en público primero porque esta gente atrae clientela y segundo porque de hundirse esta gente nos vamos todos los del sector al hoyo”

Es por esto que desde entonces tengo la seguridad de que las colecciones de sellos tienen infinitos valores de orden sentimental y estético pero escaso o nulo interés económico. Ver a las pobres personas que han entregado parte de sus ahorros a empresas como Afinsa o Forum Filatélico me resulta penoso. No se puede hablar de personas excesivamente codiciosas pues los rendimientos ofrecidos tampoco eran para tirar cohetes. Si se puede hablar, por supuesto a expensas del cierre de los procesos judiciales y concursales, de una inteligencia y un desparpajo superiores por parte de los creadores e ideadores de esta nueva forma del timo de la estampita. Han sabido utilizar las pequeñas codicias y las grandes ignorancias de sus clientes para perpetrar un cruel engaño. Por supuesto sin el amparo de las autoridades que solo han sabido llegar a tiempo para evitar el total derrumbe de tales mecanismos empresariales.

Ahora viene lo bueno. Que harán los distintos “agentes” de la estafa:

-los afectados. Montar el mayor nivel de bronca posible pero con el cuidado de no llamar la atención personalmente. Primero porqué hay distintos niveles de afectados, la gran mayoría pequeños ahorradores sin capacidad para pagar los honorarios de los buenos bufetes de abogados que se requieren al efecto para defender sus intereses. Segundo porque algunos ahorradores no son tales si no mas bien ocultadores de dinero negro cuyo interés no es precisamente llamar la atención- acordémonos del caso Gescartera y esperemos a ver que diócesis metropolitanas u otras sagradas corporaciones tienen activos colocados, todavía algunos recordamos las famosas campañas de los sellos para las misiones, verdadero origen de tales practicas de especulación, no en vano el fundador de Forum fue un sacerdote agustino que vendió la empresa en el año 2000 por 105 millones de euros. Por otra parte se ignora hasta el momento las conexiones que pueda tener el asunto con las tramas de corrupción inmobiliaria y las posibles derivadas en torno a las inversiones de estas empresas en activos financieros y especulativos mas allá de los propios de su actividad. Un caso especial lo constituyen los empleados y trabajadores; incluyendo aquellos que son a su vez trabajadores y afectados en la mejor tradición de la picaresca piramidal de este tipo de negocios. Al principio trataran de mantener cierta dinámica a favor de la empresa para pasar a convertirse en su momento en los mejores suministradores de información para las autoridades y prensa. Esperemos sin ninguna duda el carnaval de revelaciones sobre el tren de vida de los directivos y socios. En última instancia los trabajadores son los menos afectados pues, dejando al lado la dureza de perder un empleo, sus indemnizaciones están cubiertas por el Fondo de Garantía Salarial.

-los políticos. A algunos se les puede pasar por la cabeza el intento de politizar el tema, seguro que lo intentan pero nunca antes de enterarse a fondo de la trastienda del negocio no vayan a aparecer caudillos locales o familiares enredados. De momento el PP tratará de ponerse a hacer el papel de bueno y exigiendo ayuda para los afectados pero tampoco sin pasarse por posibles efectos boomerang. Esto es lo lógico pero claro siempre cabe esperar de los cabezas de huevo de la derecha alguna forma de complicarse la vida y salir en tromba para luego tener que envainársela. Yo desde luego les aconsejaría un perfil frío. Veremos.

-el gobierno. Discurso tradicional: dejemos que la justicia opere libremente. En cuanto a sus responsabilidades derivarlas hacía las Comunidades Autónomas. A la vista de las posibles complicaciones no me extrañaría que el gobierno nombrase un grupo de trabajo similar al que en su día se preparo con Rumasa. No creo que las cosas generen en conflictos de orden público, salvo en estos primeros momentos pero nunca está de mas que las distintas administraciones cooperen para tratar de facilitarles las cosas a los afectados. Por supuesto es obligado promover los cambios legales correspondientes para tratar de evitar en el futuro estas estafas. Si pudiera ser llevando a la Comisión Nacional del Mercado de Valores los controles necesarios.

-los estafadores. Estricto control de daños y ajuste al perfil legal del asunto. No me imagino a ninguno de ellos cargando con el mochuelo. Mas bien como en todas las estafas piramidales existirá cierto núcleo duro muy bien compenetrado y con liturgias internas en defensa del honor del grupo cuasi mafiosas. Si cabe esperar enfrentamientos entre los directivos de uno y otro grupo. Afinsa vs. Forum, Forum vs. Afinsa, en beneficio de Forum seguramente dado el perfil mas “responsable socialmente” que a lo largo del tiempo ha adoptado Forum.

Seguiremos atentos.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...