30 de diciembre de 2012

De Peligros al Olimpo. Las sedes del PCE en Madrid

Sede del PCE en Madrid. Año 77. En este local se recibió la noticia de la legalización en aquel famoso Sábado Santo Rojo. Estamos en 1977. Foto obtenida de la página web cartadeespaña.es
Calle Virgen de los Peligros número 4. Primera sede del Comité Central del PCE antes de la transición. A escasos metros de la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol de Madrid. Aquella dirección la conocía muy poca gente de la organización. Aunque en la web que incluye la foto de arriba se habla de Peligros 4 yo creo que era el número 8. Mas personas conocían, sin embargo, otra sede del PCE en la calle Campomanes, muy cerca del Teatro Real. En aquella sede, la de Campomanes se celebró la famosa rueda de prensa de Carrillo en la clandestinidad. Aquella rueda molestó sobremanera a la policía franquista que hizo cuestión de honor el "cazar" a tan peligroso comunista. Cosa que consiguieron pero al precio de tener que ponerle en libertad, algo que molestó mucho mas todavía a los guardianes de las esencias del régimen. Por supuesto que tener la sede en tiempos de clandestinidad en la calle Peligros constituía un motivo de broma y de guasa.

Rueda de prensa en la clandestinidad de Santiago Carrillo. Foto tomada en la web de la Cadena Ser. De izquierda a derecha creo identificar a Victor Díaz Cardiel, el gallego Santiago Álvarez, Gregorio López Raimundo, Jaime Ballesteros, el del bigote, Ramón Tamames, Pilar Brabo y Manuel Azcárate.
Yo creo que pasan pocos meses hasta que el comité central se traslada a la calle Castelló, en el numero 36. No se porque tengo en la cabeza la calle Claudio Coello y la confundo con la calle Castelló como he dicho en algún momento equivocádamente. En el cogollo central del barrio de Salamanca. Era un local que parecía un fortín. No era casual. Cada vez que había un atentado de ETA allí que tenían a la puerta a los chicos de Fuerza Nueva con sus lemas y sus gritos tradicionales en contra de los comunistas. Creo que aquel local pertenecía a un adinerado comunista y protector del partido que se llamaba Teodulfo Lagunero. Esa debía de ser la razón: la economía.

No se en que momento, posiblemente a principios de los 80, el PCE decide trasladarse al barrio de Chamberí, a la calle Santísima Trinidad. El nuevo edificio es mas grande y dispone de unos servicios mas acogedores. Aquí recibe el PCE noticia del triunfo socialista en el 82 asociado a su propia catástrofe electoral. Ya el PCE estaba tocado del ala desde finales de los 70. Las divisiones, las polémicas afloraban en el día a día y el desastre organizativo- el famoso proceso de la territorialización- pasaba factura a una organización que no había cumplido sus propias expectativas. La vida del PCE fue languideciendo y aquella sede de Santísima Trinidad- la Trini para los propios-solo se animó, triste animación, a causa del fallecimiento de Dolores Ibarruri, Pasionaria. Su muerte a finales de los 80 ocasionó una enorme convulsión popular, no solamente entre las filas del PCE. Su capilla fúnebre se montó en el gran hall de aquel edificio. Y por allí pasaron multitudes.

Cartel conmemorativo de la muerte de Dolores Ibarruri. Uno de los carteless mas difundidos de la iconografía comunista española.
La muerte de Dolores fue un acontecimiento con un contenido simbólico tremendo. El PCE se puede decir que a partir de ese momento no levantó cabeza. Solo a mediados de los 90 y como resultado del deterioro político de los gobiernos del PSOE pareció que la fórmula de la coalición Izquierda Unida podía hacer remontar esa década catastrófica. Por lo que fuese, aquello de la pinza puede ser, vaya usted a saber, no prosperó. De hecho la catástrofe electoral de los 80 y primeros 90 trajo como consecuencia la ruina economica de la organización y el naufragio entre deudas de aquella sede de Santisima Trinidad. Utilizo a propósito lo de naufragio. No se si saben que la calle Santisima Trinidad no se llama así en homenaje al misterio triangular de las divinidades cristianas. La calle está dedicada al navio Nuestra Señora de la Santísima Trinidad, una de las joyas navales mas espectaculares de la Armada Española de todos los tiempos que tuvo trágico final en la batalla de Trafalgar frente a los pérfidos ingleses.

Decía que la ruina económica aconsejó u obligó al PCE a mudarse de barrio. En una deriva simbólica muy llamativa del aristocrático Barrio de Salamanca se pasó al mas menestral Chamberí. Y de aqui al obrero de San Blas, mas acorde, sin embargo, con las tradiciones comunistas. de Castelló a Santísima Trinidad. De Santísima Trinidad a la calle Olimpo. Bajando en categoría barrial y subiendo en la escala nominal de las calles, hasta llegar a la compañía de los dioses clásicos. Las malas lenguas dicen que en algún momento se barajó la posibilidad de mudarse a un viejo edificio de la calle Desengaño. En aquellos años de la mudanza aquel barrio céntrico de Madrid tenía los precios inmobiliarios a la baja por cuenta del deterioro ocasionado por el mundo de la droga en las espaldas de la Gran Vía.

Hubiera sido un broche irónico llamativo. De Peligros a Desengaño pasando por el misterio de la Santísima Trinidad.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...