27 de febrero de 2010

Un aria y una copa de vino para animarnos.



El regalo musical de este fin de semana es una versión del aria "Ebben? Ne andró lontana" para soprano de la ópera La Wally de Alfredo Catalani.

La popularidad del aria, que no de la opera que no suele ser representada, viene de lejos aunque últimamente está de moda gracias a algunas películas y a la horrorosa versión de la horrorosa cantante llamada Sarah Brightman- que me perdonen sus muchos seguidores por el comentario.

Existen versiones de Maria Callas, Renata Tebaldi, Montserrat Caballé y tantas otras sopranos. En Spotify se pueden encontrar muchas de ellas. Algunas tan antiguas como la de Ester Mazzoleni.

En Youtube muy pocas con la debida calidad. Otras extremadamente curiosas como las de un japonés sopranista llamado Tomotaka Okamoto. No soy muy amigo yo de los gorgoritos de estos prodigios musicales que algunos confunden con los castrati y otros con los contratenores.

De las versiones en youtube, la que mas me gusta por reunir cierta calidad sonora y una buena factura del video es la que he colocado en la portada. Ni mas ni menos que la fantástica Pilar Lorengar. En el texto que acompaña al video solo se dice Madrid 1991 y evidentemente se trata de un recital. Ya era mayor la zaragozana, posiblemente con 61 o 62 años. Pero que voz, que calidad de tono, de timbre. Una versión que te transporta. Solo he encontrado una referencia discográfica a una interpretación de Lorengar del aria de La Wally y se trata de una gala lírica en Sevilla, en la Maestranza. También del 91. Si te fijas en la foto de la portada del disco, coincide el vestido de la cantante con el del video por lo que estoy por apostar que la grabación del video no tuvo lugar en Madrid sino en Sevilla. Detective que es uno. Conociendo el refinado gusto de Pilar Lorengar me extraña que repitiese atuendo en dos galas del mismo año y en España. Pero, en fin, da lo mismo. Sevilla, Madrid. El arte no tiene lugar o cualquier lugar es bueno para el arte.

Que lo disfruteis en compañía de un nuevo o viejo amor y de una copa del licor que mas os preste. En estos casos un vino blanco aromático viene bien. Un Sauternes por ejemplo. O a falta de ello, un Rueda acompañado de unas uvitas de moscatel. No vamos a ponernos pijos.

Y si el vino y el aria no sirven para animarte prueba entrando en esta web.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...