2 de abril de 2009

EL MENU DEL G20

James Oliver y el equipo de cocineros que prepararon la cena de gala del G20


No, no voy a contarles sobre el orden del día de la cumbre de Londres del G20. Sobre si aprobarán un aumento de las dotaciones del FMI, o sobre la prohibición de los paraises fiscales o sobre la necesidad de un plan para reestructurar la deuda de los paises mas pobres.

Les hablaré de algo mas prosaico. Sobre el menú que ayer les sirvió mi cocinero inglés preferido, James Oliver, ese chico al que vemos en el canal Cocina a todas horas y que es tan simpático.

A través del diario The Guardian podemos saber lo que Oliver les puso sobre la mesa:

De entrantes los mandatarios pudieron elegir entre salmón salvaje de las Shetland con col rizada, hinojo y una selección de vegetales de Sussex, Surrey y Kent (con pan irlandés, que conste) o bien un queso de cabra (el diario no señala la forma de presentación o cocinado, me imagino que con la misma guarnición que la ofrecida para el salmón).

De plato principal- piece de resistance en francés o main course en inglés, of course- dos opciones alternativas: asado de paletilla de cordero del valle Elwy , al norte de Gales, con patatas de la isla de Jersey, setas y salsa de menta o bien una cosa llamada lovage con dumplings que no sé que pueda ser aunque me soplan que se trate posiblemente de algo llamado "apio de montaña" junto a una especie de raviolis de patata. Agradeceré a mis amables corresponsales ilustración gastronómica sobre el "lovage".

De postre tarta o pastel Bakewell con natillas.

Para los muy cocinillas aquí les dejo un enlace en el que Jamie Oliver lo cuenta todo, una especie de making-off cocineril muy interesante.

Otra cosa extraordinaria de la cena fue la disposición de los comensales. The Guardian nos ha servido un bonito reportaje sobre el protocolo. Parece que a Zapatero le tocó al lado de los presidentes sudafricano y australiano en una de las esquinas de la mesa. Estos ingleses saben lo que hacen.

Del muerto en las manifestaciones no se dijo nada. Ni un responso. El muerto al hoyo y el vivo al bollo, digo al pastel Bakewell. Ya me entienden.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...