10 de septiembre de 2008

VICIOS PÚBLICOS Y VIRTUDES PRIVADAS


Estoy tratando de cazar moscas por el rabo y no acabo de conseguirlo.

Vamos a ver si ustedes, queridos lectores, me pueden ilustrar.

Creo que hace unos días Zapatero en la movida anual de Rodiezmo, un prao debajo de Paxares, afirmó muy enfáticamente ante la concurrencia de los mineros de Asturias y León que él-Zapatero-no pensaba dar ni un duro para arreglarle los problemas a los sectores que después de llevar unos años dorados ahora entraban en crisis. Exactamente dijo lo siguiente: “Voy a apoyar a la gente, pero no destinaremos recursos para salvar empresas de aquellos que han obtenido grandes beneficios en procesos que no han sido buenos para la economía".

Hoy, sin embargo, presenta en las Cortes un proyecto por el que van a autorizar “la creación de sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario, que tendrán un régimen fiscal favorable y aportarán liquidez a las empresas del sector”. Está hablando de las empresas inmobiliarias. Un régimen fiscal favorable, dice. A mas a mas, explicó “que servirán para facilitar el acceso a la inversión en inmuebles al pequeño y mediano ahorrador, proporcionarán flexibilidad a las inversiones inmobiliarias de las empresas y aportarán liquidez a las inversiones en esta actividad”.

Es decir que se destinará dinero público, no otra cosa significa el conceto, como diría Blanco, de régimen fiscal favorable para que las inmobiliarias puedan colocar el fruto de sus muchos años de picardías a buen recaudo mediante el sutil apaño de recibir beneficios fiscales. O sea pasar activos de sus sociedades a las nuevas instrumentales y en el viaje recibir una buena compensación todas las instituciones financieras intermediarias en las operaciones.

Por otra parte y en la misma jugada el señor Zapatero anuncia que el ICO va a crear una línea de financiación especial por importe de 3.000 mil millones de euros- justo la misma cantidad de incremento del gasto en subsidios de desempleo, que casualidad- para aliviar la deuda de las empresas constructoras.

Más dinero público para salvar empresas de aquellas que obtuvieron grandes beneficios en procesos que no han sido buenos para la economía. En este caso la compensación y la justificación vendrá por la supuesta obligación a la que tendrán que atender los beneficiarios de estas “subvenciones” de dedicar los activos al mercado del alquiler. Lo que se dice menos es que con ello nos encontraremos un mercado dual de alquiler: el de los particulares y el de las constructoras subvencionadas.

No es de extrañar que el sector aplauda con las orejas y feliciten al presidente del gobierno por su clarividencia. “Ante el anuncio, el G-14, el grupo de las 14 primeras inmobiliarias, se ha apresurado a calificar de "positiva y muy eficiente" la medida. "Se trata de una combinación de medidas muy correcta, que atacará a múltiples objetivos y que tendrá un importante impacto en el sector, porque está en el núcleo de nuestros problemas", ha indicado el secretario general de este grupo, Pedro Pérez” nos cuenta el diario El País.

Mañana mismo “El Pocero” podrá montar una nueva sociedad financiera para encontrar en un mercado subvencionado nuevos capitales. Y por si fuera poco coger un taxi- en su barco y en su avión privado no llega por el tráfico- y acercarse al Paseo del Prado, a la sede del ICO y pedir un prestamito para aliviar su deuda con las instituciones financieras.

Me imagino que la situación de las empresas es tan mala que estas medidas se conviertan en una necesidad ineludible para defender, pongamos por caso, el empleo. Muy bien, se nos dice y Santas Pascuas. El gobierno de Bush ha tomado medidas como el rescate de las Freddies de mucho mayor calado. Pero el señor Bush no va sacando pecho por los mítines. Lo hace bajo el mas puro pragmatismo y ha sido felicitado por los mercados y por los economistas de medio mundo. El señor Zapatero no vende su pragmatismo por encima de sus principios. Eso lleva diciendo años ha.

Yo el año que viene se quien no va a ir a Rodiezmo con el pañuelo de nudos. Aunque solo sea por vergüenza torera, minera mejor dicho. No, no, no estoy hablando de Guerra. Guerra seguro que vá. Es otro Guerra el que no irá.



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...