3 de diciembre de 2007

NIKE y mis queridos pies

Mis zapatillas NIKE después del desastre

Hace unos meses me compré unas ferolíticas zapatillas Nike para correr. Hasta ahora he sido usuario de Adidas y otras marcas y a Nike le tenía cierta prevención debido a lo que considero excesos en su política de comunicación. Pero bueno, me habían hablado muy bien de la Pegasus Air y aprovechando algún momento de locura consumista las compré en la tienda de Nike de la Gran Vía de Madrid.

Hoy, desgraciadamente para mis pies, he empezado a usarlas. Son de mi talla y aparentemente parecen fantásticas. Pero he empezado a notar una molestia en el pie izquierdo luego de dar alguna vuelta al circuito de tartán del horroroso campo de golf del Canal de Isabel II. Me ha costado llegar a casa y comprobar que ya lucía una fuerte rozadura en la parte derecha del puente del pie izquierdo. Rozadura que ya por la tarde se ha convertido en ampolla.

La herida ha sido provocada por la plantilla rígida de la que viene dotado el zapato sin ninguna duda.

He ido por la tarde con mis zapatillas en una bolsa a la tienda de Nike a ver si existe alguna solución. Cambio por otro modelo, cambio de la plantilla o devolución del importe. Según los jóvenes dependientes, las zapatillas ya están usadas y no se pueden cambiar. Informo que hoy ha sido el único día en la que las he usado con tan triste resultado. Plantillas no tienen. Y en cuanto a devolver el dinero pues casi se ríen de mí. Soluciones que me proponen, por este orden:

-que las use sin plantillas. Cualquier corredor minimamente informado sabe que está sería la peor solución.

-que las recorte hasta resolver el problema. Para ese viaje no necesito alforjas.

-que las cambie por unas plantillas que puedo comprar en la tienda Foot Locker.

Como Foot Locker tiene una tienda muy cerca, en Preciados enfrente de la FNAC, hasta allí que me he ido.

Un dependiente muy amable me ha ilustrado debidamente. Me informa que el problema viene por que NIKE ha cambiado las plantillas de la Pegasus por un modelo mas rígido que produce estos problemas a mucha gente. Que disponen de plantillas al precio de 15 euros mas blandas y bien probadas. Pero que intente recortar la plantilla a ver si consigo hacerme con ellas. Que no le coja miedo al modelo, que según él es muy bueno, pero que todo el mundo tiene fallos.

Primera conclusión. Un empleado de Foot Locker me ha sido infinitamente mas útil que los de NIKE para hacer frente a un problema ocasionado por NIKE.

Segunda conclusión. Los problemas ocasionados por sus productos, no olvidemos que son productos específicamente diseñados para el deporte y por los que cobran unos precios estremecedores, no son sus problemas. Lo mas que pueden hacer es mandarte al zapatero de la esquina o al podólogo. Ellos pasan del asunto.

Tercera conclusión. A partir de ahora los zapatos de deporte los compraré en Foot Locker. Y por supuesto nunca serán NIKE.

Y otra derivada: me apuntaré a todas las campañas de boicot a NIKE de las que sea conocedor, como por ejemplo a esta de la Red de Consumo Solidario, por lo que invitó a todos los que conozcan referencias de tales campañas a que las incluyan en los comentarios de esta entrada.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...