15 de diciembre de 2007

El circo Olavide llega a la ciudad de París

B and B poster abt 1900

El circo de las maravillas, el famoso circo de Olavide se presenta por primera vez en Paris.

Es un circo humilde, de trabajadores infatigables, de monos que se escabullen, de fieras domadas a base de desayunos con cereales.

Es un circo para niños y mayores. Para abuelos y tíos. Para vecinos y peatones.

Es un circo ambulante. Es un circo a pie. Un circo a piñón fijo. Un circo sobre una bicicleta.

Es un circo americano. Y ruso. Y austrohúngaro.

Es un circo de barrio. De ciudad. De campo.

Es un circo a veces triste. A veces loco. A veces silencioso.

Es este circo verán payasos, acróbatas y trapecistas sin carnet.

A leones, panteras y tigres con pasaporte.

A forzudos y gimnastas sin dinero en el banco y con la hucha llena de agujeros.

A Pinito del Oro que ha vuelto con su frufrú azul y sus leotardos dorados.

A Ramper con su monobici sin pedales.

A Gómez de la Serna, sordo como una tapia, pidiendo trabajo como jefe de pista.

Oirán la orquesta del maestro Salmerón y sus músicos de hoja de lata.

Sufrirán con el redoble del tambor del profesor Salfumán.

Su vista se perderá en las alturas del trapecio volante donde gobiernan los hermanos Karamazov, precedentes del circo ruso.

Los músculos de sus brazos y piernas se contorsionarán al ritmo de los aros españoles y vibrarán al son de la música de las serpientes.

Reiréis como payasos con los torpes payasos de Olavide.

Con las focas amaestradas de la reina de los polos comprenderéis la importancia de la lucha contra el cambio climático.

Con los chimpancés de Guinea sabremos de donde venimos.

El profesor Zeta, discípulo de Houdini, mago de las esferas, brujo de la baraja española enseguida adivinará el año en el que nació cada uno de vosotros y hasta vuestros nombres. No seréis capaces de esconder ni el mas oculto de vuestros secretos.

Los leones del circo de Olavide no han sido amaestrados. Ya nacieron sabiendo como comportarse en el mundo de los humanos. Nadie mete la cabeza en sus fauces. Son ellos los que se atreven valientemente a poner sus orejas antes nuestras bocas. Son los leones mas valientes del mundo.

Los payasos de Olavide se entrenan día tras día en las calles de Madrid. Se fijan en todo. En los saltos de los peatones para evitar los coches. En las habilidades de los ciclistas para sortear el tráfico. En los ahorros de los jubilados para llegar a final de mes. Y luego vienen al circo y nos lo cuentan todo.

Vean y disfruten. Las tres pistas van a ser abiertas. No esperen elefantes ni jirafas. Este es un circo pobre. No esperen lentejuelas y brillos de oro en los trajes de nuestros artistas. Este es un circo pobre. No esperen redes tejidas para dar seguridad a nuestros trapecistas. Este es un circo pobre. Pero el asombro de los niños y las risas de los mayores hacen de nuestro circo, del circo de Olavide el mayor espectáculo del mundo.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...