23 de marzo de 2015

TÓPICOS TÍPICOS PARA DESPUÉS DE LAS ELECCIONES ANDALUZAS

Emilio Temprano, discípulo de Julio Caro Baroja, escribió este tratado sobre los tópicos regionales españoles. El libro solo se encuentra en librerías de viejo si es que hay suerte pero merecería una reedición en papel y en ebook. Es un libro imprescindible para conocer el origen de tantos mitos y tópicos sobre el ser de los españoles y de la forma de vernos entre unos y otros.



Ya saben aquello que decía Durán i Lleida sobre los andaluces que se pasaban el día en el bar. O las tonterías de Ana Mato sobre el analfabetismo andaluz. Tópicos, algunos tan viejos como la historia de España, cuyo objetivo no es otro que reírse del vecino del sur, último en incorporarse a la España eterna, para evitar reírse de uno mismo, viejo castellano. Verdad es que los propios andaluces a veces colaboran en la chirigota. No sé si para vacunarse de la burla de los demás o por puro masoquismo. Todavía me acuerdo de la tenista de la bata de cola que utilizó como imagen el ayuntamiento de Sevilla. Y algunas otras chapuzas más. 

Estos frenesís anti regionales unas veces afectan a los catalanes, otras a los vascos, a los madrileños y a todo lo que se mueva. La risa va por barrios. Hoy les toca recibir candela a los andaluces a cuenta del resultado de las elecciones autonómicas. Ayer por twitter circulaban verdaderas atrocidades más allá de los tópicos. Algunas lanzadas por responsables, quien lo diría, políticos. Por ejemplo UPyD no ha resistido la prueba del algodón de las urnas pero se ha permitido enunciar que “la corrupción ha ganado las elecciones”. En Cataluña el carnaval jocoso ha alcanzado cimas verdaderas de racismo y escarnio. Para algunos catalanes, seguramente una minoría, si gana CIU es una prueba de madurez ciudadana e inteligencia cívica, pero si gana el PSOE en Andalucía los pobres andaluces se convierten en unos torpes siervos corruptos. Les  libero de la ignominia de ofrecerles testimonios de esto. Tienen las redes sociales para saciar su curiosidad. Ayer tuve que vérmelas con más de algún energúmeno de la categoría. En la misma cuerda muchos votantes de la derecha se permiten lanzar insultos basados en los tópicos más crueles. Pero lo que no me esperaba es que desde circuitos de la izquierda surgiesen también especulaciones sobre el clientelismo natural de los andaluces. Menos mal que los andaluces saben mantenerse elegantemente al pairo de tantas exageraciones, extravagancias y rebuznos. Si tuviesen menos cuerda les aseguro que España se incendiaba de punta a punta. Por mucho menos de lo que se dice de los andaluces otros pueblos de España sacan las teas incendiarias y cantan gorigoris en las catedrales. Cuestión de estilo.

Pero además el caso es que, encima, los resultados de las elecciones son absolutamente racionales y pronosticados. El PP se ha llevado la hostia del siglo por ser el partido gobernante. Los partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos, han sabido sacar buen provecho para ser recién llegados y ofrecer unos programas electorales tipo carta a los Reyes Magos. Otra cosa es que ellos mismos se creasen la ilusión de desbordar el marco político. Ya en tiempos de Anguita se habló mucho de la tontería aquella del sorpasso y de las dos orillas. UPyD ha recibido el castigo esperable por su falta de cintura política y la prepotencia de la señora que encabeza esa formación. IU ha pagado el pato de ser fagocitada por una izquierda guay y moderna y posiblemente por  su falta de claridad de ideas. Un partido como IU no puede estar al mismo tiempo en la oposición y en el gobierno, subido a la revolución o montados en el pacto, aliándose en unos sitios como en Extremadura con la derecha y en otros con el partido de Bankia. Y por fin el PSOE, ha recibido un triunfo por incomparecencia de los contrarios. Ha sabido elegir el momento y el eje de su campaña basada en el malestar del pueblo con el gobierno de Rajoy. No ha hecho nada que los demás, a excepción del PP por supuesto, no pudieran hacer. Y no se ha entretenido. Y fíjense que a pesar del éxito sus resultados en porcentaje y número de votantes han sido los peores de toda su historia. Incluso ha sufrido para mantener el mismo número de escaños que en las anteriores elecciones. Si los ha conseguido ha sido exclusivamente por la regla d`Hondt.  De hecho va a tener que gobernar en minoría y estará siempre en alerta ante el peligro de la formación de una mayoría de bloqueo ya que no de gobierno alternativo. Y por último decir que casi todas las encuestas solventes han anticipado los resultados con bastante acierto.

Pero señores, esto es lo que hay. Seguiremos hablando del gobierno. Pero mañana.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...