1 de febrero de 2014

De Asturias ha llegado un tren de color violeta.

Un cartel que resume muy bien el espíritu de la manifestación de hoy en Atocha- Paseo del Prado




De Asturias, de Castilla, Cataluña, Valencia. Una marea violeta ha inundado desde Atocha el paseo del Prado. Llegó como una ola como decía la canción de la Jurado. Una ola de ida y vuelta, convertida en marea y en tsunami. Decenas de miles de mujeres, cien mil calculan algunos han venido de los cuatro puntos cardinales para decir al mundo que la ley del aborto que patrocina el PP es un ataque a todas las mujeres. Que legislar sobre las conciencias es un mal negocio para todos. Que decidir en nombre de las mujeres es tratarlas como menores de edad. Ya no estamos para eso han gritado con una sola voz las mujeres de España.

Hoy ha tomado carta de naturaleza en las calles un enorme movimiento unitario de las mujeres. Las comadres de Asturias han alumbrado con la idea del tren de la libertad un fenómeno de masas que saca a los núcleos feministas de su ensimismamiento. Que les hace ver que solo con la lucha Gallardón y sus obispos darán su brazo a torcer. Comadres convertidas en comadronas de una pequeña y gran historia a punto de comenzar.

El paseo del Prado de bote en bote


El paseo del Prado vibraba. Mujeres, y hombres, de todas las edades. Trabajadoras, intelectuales y artistas, profesionales, jubiladas. Una marea violeta animada de un espíritu de lucha y de combate dispuestas a emular al resto de las mareas de color que han estado llenando las calles de España estos últimos años. En el enorme salón de actos de CCOO se vivían escenas de otros tiempos. Las generaciones de la transición cargadas de indignación pensando que otra vez hay que llenar las calles para evitar que se pongan en riesgo avances sociales y políticos que tanto ha costado ganar. Allí estaban socialistas, comunistas, ecologistas, gentes sin partido. Del 15 M- los de la Solfónica-. De los sindicatos. He visto a Ana Belén, a Aitana Sánchez Gijón, a Alicia Moreno, la que fue mano derecha de  Gallardónen el ayuntamiento de Madrid. A alcaldesas socialistas como Paz Fernández Felgueroso. Concejalas y concejales de IU. A músicos con sus instrumentos. Al divertido coro de mujeres de Fuenlabrada.

El acto de primera hora de la tarde en el auditorio de CCOO. Como en los viejos tiempos. Abarrotado. Gran emoción en el ambiente.


Que la marea te pille confesado, Gallardón. Van a por ti. Terminarás escondido en una sacristía. O ni eso. Serán tantos tus dolores de cabeza que terminarás pactando una vuelta a la ley de supuestos del 85 con lo que quedarás mal con unos y con otros. Serás un apestado social y político. Los tuyos te repudiarán y se dirán “por ahí va el hombre que nos llevó a la catástrofe”. Tú sigue firme en tu sitio con tus divertidas historias de que tu ley es una contribución a la salida de la crisis por sus virtudes económicas. Has abierto sin querer el tapón de la botella del genio. Del genio de las mujeres españolas. Que Dios te ampare.

Llegado a casa me entero de que en toda Europa y en muchos puntos de España se han celebrado manifestaciones contra la ley Gallardón. Me entero que en mi querido Ribadeo cientos de personas se han unido en cadena humana para abarcar todo el espacio del puente de los Santos, los 600 metros de ria que unen Asturias con Galicia.



Cientos de personas se han manifestado en París, en Bruselas. Hasta en Estambul. Esta foto ha sido tomada en el puente de los Santos que une las orillas asturianas y gallegas de la Ria de Ribadeo.

Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...