19 de marzo de 2013

Por un plan global de desarrollo comercial urbano en el centro de Madrid.

Actividad promocional en la calle Fuencarral de Madrid

Las ciudades nacen para el comercio y para la defensa. Y la mejor arquitectura urbana colectiva siempre ha estado relacionada con esa seña de identidad comercial. Nuestras plazas mayores puede que sean la expresión más depurada de esa circunstancia. Y nuestros viejos mercados, prácticamente ya desaparecidos, la memoria de otras épocas en las que esa conexión viva entre comercio y ciudad era más evidente

En torno a los mercados nacieron muchas otras manifestaciones civiles relacionadas con la música y los espectáculos. Cercanos a los mercados se establecen los escribanos, los pendolistas. Las fondas y pensiones. Los talleres y los oficios. Las consultas de los sacamuelas. Y las parejas se casaban aprovechando las ferias. La feria es la mejor expresión de esa alianza entre ciudad y comercio.

Nada por tanto que oponer a que el comercio vivifique la vida de nuestra ciudad. De hecho casi todo el centro de Madrid ha sido desde siempre una especie de lo que hoy se ha dado por llamar “comercio abierto”. Nada que decir en negativo a que en los barrios de vieja tradición como el de las Letras se establezcan fechas para que los comercios salgan a la calle y coloquen sus productos y ofertas en las aceras, tal como se está haciendo en los últimos tiempos. E incluso que esos comercios, organizados en asociaciones, desarrollen programas y acciones de entretenimiento para atraer a todo tipo de públicos. Recuperaría Madrid de esa forma un aire ferial y acogedor. Sirvan como modelos de este buen hacer iniciativas como el Mercado de las Ranas o Molavide. Y como chapuzas impresentables el, afortunadamente,  desaparecido mercadillo de la calle Fuencarral 24 o el gastromercado de Olavide, que también parece que pasó a mejor vida después de sus primeras ediciones.

Hay por lo tanto muchas razones en positivo para el desarrollo de nuestro comercio barrial, pero, siempre hay un pero; que no se conviertan esas acciones en una especie de viva la virgen con lo que convirtamos la ciudad en un zoco permanente de comercio cutre en el que cada local o cada comerciante haga de su capa un sayo. Que sean los propios titulares de esos comercios quienes doten a la acción comercial de un sentido lúdico y callejero atrayente y respetuoso con el conjunto de la vida ciudadana.

Esos mercados cimarrones, artificiosos, que cada vez con mayor frecuencia, se establecen temporalmente en nuestras plazas y calles no cuentan con el respaldo del comercio barrial. Son muchas veces competencia desleal del mismo y no aportan nada particularmente útil al desarrollo de la ciudad. Son como pegotes artificiales. Ya dejamos años atrás que se desarrollasen núcleos comerciales en algunas plazas como Felipe II o la plaza de Santo Domingo con la excusa de beneficiar al sector artesano en momentos de fiestas populares como las navidades. De las fiestas nómadas se pasó a la instalación definitiva y en estos momentos nadie es capaz de asegurar que en esos puestos se desarrollen actividades artesanas. No pido yo que desaparezcan. Sé que se han convertido en la forma de vida de mucha gente que lo necesita. Pongamos un cierto orden y atención.

Tanto o más, sin embargo, me preocupan las acciones de promoción y de merchandising que se desarrollan en nuestras plazas del centro en beneficio de las grandes empresas. A veces traen como consecuencia enormes dispositivos propagandísticos que buscan atraer a masas de potenciales clientes alterando la vida ciudadana.

Creo que sería bueno que el gobierno de nuestra ciudad, especialmente desde las concejalías de distrito, tuviesen más capacidad de involucrarse en estas cuestiones y de incentivar aquellas acciones más convenientes en detrimento de otras más agresivas o menos cívicas. Y siempre en conexión con el comercio de cada barrio y con la ciudadanía.

En esta coyuntura propongo diseñar un Plan Global de fortalecimiento del comercio urbano del centro de Madrid que tenga en cuenta todos esos elementos.


Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...