20 de enero de 2013

Alfredo Zitarrosa. Un recuerdo a los 24 años de su muerte

 

Canción de Zitarrosa dedicada a la ciudad de Madrid en la que el artista uruguayo residió- y sobrevivió- durante unos cuantos años. Algo de él se quedó en nuestra ciudad aunque se despida a la ciudad diciendo "vuelvo a vivir" con un lógico y cierto reproche, pues las pasó canutas. No menos que otros muchos artistas americanos que por aquellas fechas se refugiaban en nuestra ciudad. Su vida fue dura. Muchos de ellos sucumbieron a formas de vida confusas. Pero Zitarrosa tenía un objetivo que no era otro que recuperar su patria y a sus gentes. Sin ellas la voz como que se le atascaba. Por cierto que recomiendo la lectura de un blog en el que se nos da detalles de la creación de esta canción dedicada a Madrid. Se grabó por primera vez en la ciudad de México.



Me recuerda mi amigo Sergio que hace 24 años justo por estas fechas falleció el gran artista uruguayo Alfredo Zitarrosa. Me acompaña el texto siguiente y me sugiere la visión de los dos videos que comenta (el video que coloco en portada, sin embargo, la ha seleccionado el editor del blog):

Cuando el 17 de enero de 1989 falleció Zitarrosa, mi ex-esposa, que había llegado a Uruguay a principios de octubre de 1988, se quedó asombrada del impacto que tuvo en la población. Era una tarde de un calor horroroso y Montevideo parecía despoblada, pues el mes de enero es como el agosto español. Sin embargo, la gente pareció salir de abajo de las piedras y se fue sumando a un cortejo numerosísimo que marchó a pie bajo el rayo del sol. Recuerdo que mi comentario fue que el mismo impacto había provocado su regreso al país unos años antes. Adjunto el enlace con el vídeo de su llegada a Uruguay tras el exilio y del vídeo de un homenaje realizado en nuestro principal teatro (el Solis) en 2006, donde recita Pepe Guerra -uno de Los Olimareños- acompañado por los guitarristas de Zitarrosa (la música es de la Milonga en Do y la letra de Pepe Guerra). Una bonita sala de espectáculos sobre nuestra principal avenida y el nuevo puente que une a Montevideo con San José llevan hoy su nombre, y en algún momento hasta se barajó bautizar en su homenaje al nuevo aeropuerto. Un país que recuerda con tanto cariño a quienes contribuyen a la cultura nacional, bautizando obras, plazas y calles en su homenaje, en detrimento de politicastros y militares de cuarta, sin duda que no es un mal lugar para vivir.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...