6 de agosto de 2011

De biosferas, reservas y otras hierbas.

Foto del autor de la Ria de Ribadeo, uno de los espacios clave de la Reserva de la Biosfera del río Eo, Oscos y Terras de Burón

Las reservas de la biosfera son una figura de protección medio ambiental inventadas por la Unesco y que agrupan a instituciones locales, autonómicas y estatales interesadas en la proyección de los territorios naturales. En su desarrollo sostenible y en la defensa o la promoción de sus capacidades humanas, de sus culturas locales y su idiosincrasia tanto como en la pura protección de la biodiversidad. En cada territorio se trata de encontrar y debatir la mejor estrategía de acción. Las reservas se agrupan en redes nacionales o temáticas que sirven de cauce de difusión del conocimiento, de formación o de debate. Posiblemente ese efecto red sea la mayor riqueza del sistema. En España esa red nacional se agrupa en el Comité Español del programa MAB y en la Red Española de Reservas de la Biosfera.

Todos los expertos en el tema avisan que la pertenencia a este movimiento no significa la consecución automática de fondos o de recursos financieros a favor del desarrollo. Pero muchas veces los promotores institucionales de las distintas Reservas se empeñan en presentarlas ante sus públicos como una especie de programa a lo Bienvenido Mister Marshall lo que trae como consecuencia posterior cierto desinterés o desilusión en las visicitudes de los organismos.

La Reserva de la Biosfera del río Eo, Oscos y Terras de Burón agrupa a 14 ayuntamientos asturianos y gallegos de la región fronteriza al norte de ambas comunidades. Estamos hablando de espacios naturales privilegiados como la ria de Ribadeo y los territorios boscosos de Taramundi y Los Oscos. Solo he encontrado una información en Internet de cierta calidad en la página web del Concejo de Castropol.

Todo esto que estoy contando era para mi desconocido hasta el día de ayer en el que un amigo me llamó para acompañarle en una reunión promovida por la Sociedad Asturgalaica de Amigos del País en la que se iba a tratar de la actual parálisis del organismo promotor de la reserva del Eo. Ni conocía las particularidades de esta iniciativa ni, mucho menos, conocía los graves problemas que aquejaban a la misma. En El Progreso se cuenta, yo creo que con acierto, la situación de bloqueo del proyecto. 

Desde luego que la situación es penosa. El día que la gente se entere de que el rollo este, perdonen el vocablo, de la reserva del Eo y de los grandes expresos europeos no es la moto que les habían vendido y que además por incapacidad de las insittuciones que lo forman se corre el riesgo de ser "expulsados" de la Red no se con que discurso se enfrentarán a la desilusión los dirigentes municipales que tanto han apostado por la idea. Será dificil que salven la cara pues las personas no distinguirán entre tanta polvareda al froilán o los froilanes que han estado escatimando recursos al proyecto y que por lo que se conoce no son otros que las correspondientes consejerías o consellerías de los gobiernos autonómicos de Asturias y Galicia.

Permítanme que les diga, sin embargo, que por lo escuchado en la reunión la pertenencia a estas redes tiene muchas ventajas. Una de ellas es la posibilidad de contar con el uso de marcas de referencia altamente estimadas por los compradores de productos y servicios con alto valor añadido en téminos de calidad o sostenibilidad. La otra es dotarse de una buena red informativa y formativa que facilite el acceso al conocimiento y el empleo de los innumerables fondos de ayuda al desarrollo de las instituciones multilaterales de la UE. Y por último, y para mi lo mas importante, la posibilidad de tener un foro de diálogo permanente entre las distintas instituciones vecinas que les permita crear políticas comunes en defensa del territorio que las engloba. No estamos muy sobrados precisamente de foros de encuentros que vayan mas allá de lo simbólico y de los festivo. Ante la falta de una reforma de las leyes locales y la precariedad del famoso Pacto Local que tantas veces se anuncia pero que tantas veces se frustra, mejor arrimarse a estos inventos. Por precarios que sean siempre srán útiles y positivos. Por supuesto que empezando por no vender la moto a nadie. Y en este caso por empezar a facilitar a los vecinos una buena información al respecto. Si así no se hace que nadie se extrañe que las emisoras de radio o los periódicos difundan versiones alarmistas de los acontecimientos.

Mira que venir de vacaciones y meterme en estos enredos.....Debe ser que las muchas horas que dediqué en su momento a conocer la exitosa reforma lacal danesa me están pasando factura y que cada vez que oigo hablar de los problemas de los ayuntamientos españoles tengo tendencia a utilizar eso de "ya lo decía yo" que tan feo resulta.

Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...