26 de septiembre de 2009

Las cosas que decía Felipe Gonzalez en el 1975


Seguramente tendrás que pinchar sobre la foto para leer el texto con el que Felipe Gonzalez ilustraba unos comentarios en un disco militante de 1975, seguramente inencontrable a estas alturas si no fuera por el interés de un coleccionista maravilloso que pulula por el Internet y que se dedica al rescate de viejas historias musicales progresistas tanto de América Latina como de España.

El disco titulado ¡Salud! PSOE recogía canciones de Julio Matito, vocalista y bajista del grupo de rock sevillano Smash. Smash para los que les conocieron en su día fueron la puerta por la que el rock mas de vanguardia norteamericano e inglés de finales de los 60 penetró en España gracias a la emisora de la base norteamericana de Rota. Esta es una historia muy poco conocida por cierto que alguien tendría que relatar en detalle aunque solo sea por que al final la película termina muy mal pues Julio Matito, de vuelta con los Smash y algo arrepentido de su aventura militante, que luego comento, muere en la carretera al mejor estilo rockero tal como lo cuenta Jimmy Pelos del blog Lobovengo, en una de sus excelentes crónicas.

Pero no eran canciones rockeras las que Matito interpretaba en este disco. Debió de tener una especie de caída del caballo- me refiero al caballo de San Pablo, no vayan a pensar mal- el día que conocío a Felipe en Chipiona en 1974. Ese día cuentan laas crónicas que Matito dedicó su vida a la canción militante y política con tal fortuna que viajo por toda Europa llevando la voz de los viejos poetas andaluces y de los obreros de la baja Andalucía.

En ese clima como no leer el texto de Felipe con cierta devoción. Si, si. Dice cosas que hoy en España no las propone ni Julio Anguita, ni los barbudos de Marinaleda.

Que cosas. Justo publico estas torpes notas del fin del verano el mismo día que el gobierno anuncia un paquete presupuestario para el año próximo que de redistributivo y socialista no tiene ni el nombre. Y no lo digo yo solo por cierto. Lean por ejemplo a Jordi Sevilla y luego comentamos.

Han pasado mas de treinta años. Hoy Felipe Gonzalez estará ciertamente tan cabreado como Jordi Sevilla por las cosas del gobierno. Lo que no se es si se acordará de lo que escribio aquel día en el chiringuito de Chipiona de su amigo Matito.

A mi me ha apetecido recordárselo.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...