10 de enero de 2009

Leyendo la prensa


Foto original de Ondario. Licencia CC.

Hay veces que uno desearía no haber aprendido a leer y ser inmune a las noticias. No me refiero con esto a los acontecimientos de Gaza ni a ninguno de los tristes escenarios de las guerras africanas.

Son otras pequeñas noticias con la dosis de horror cotidiano, al tiempo que raro, las que mas nos pueden conmover.

Como la de la madre que por salvar a su bebé de de un incendio en el domicilio familiar y para protegerle le envuelve en una manta y le mantiene en vilo fuera de una ventana. El niño se desliza de la manta y cae desde una altura de cinco pisos.

O como la noticia de que un preso condenado a muerte en el estado de Texas, EEUU, se arranca un ojo y se lo come con el objetivo de salir del corredor de la muerte. El preso llamado Andre Thomas se ha quedado ciego pues era tuerto al haber practicado el mismo rito antropofágico- perdón por el neologismo que acabo de inventar- años atrás al ser condenado.

La gota que colma el vaso de horror no saldrá en los periódicos. Sé de ella por estrictas razones personales. Una chica joven 20 años, con síndrome de Down, ha intentado ahorcarse con sus propias manos. Seguramente con la intención de llamar la atención. Solo por eso. Se pasa muchas horas sola en casa. Su madre, una inmigrante, tiene que trabajar a todas horas para sacar a la familia adelante.




Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...