10 de marzo de 2016

¿Crisis en Podemos?

Dirigentes de Podemos el primer día de pleno parlamentario






Si ustedes, personas razonables, creen que este es un editorial honesto y equilibrado pensaré que soy yo el tonto. El editorial es del día de hoy y aparece en El País junto a una catarata de artículos sobre disidencias y enfrentamientos internos en la formación de Pablo Iglesias.

Un amigo me comenta en relación con ese editorial: Ni es equilibrado ni honesto pero estarás de acuerdo conmigo que something is rotten in Podemos , en el sentido shakesperiano del término.

De aquí surge mi reflexión:
Claro que hay algo que está roto. Pero desde el principio. Podemos es una amalgama de muchos movimientos, plataformas, personas que a lo largo de muchos años han proclamado su insatisfacción con la izquierda realmente existente. Su nacimiento ha sido turbulento y en esa turbulencia siguen- escribí un post sobre la génesis de Podemos en su momento. No son un partido al uso, reglamentado y cohesionado. La cohesión nace del acuerdo permanentemente buscado en líneas de trabajo, en programas y en proyecto. Pero luego llega la realidad y el encaje. Además, los mimbres de la organización, las personas, ya no tienen, nunca la han tenido, esa cultura organizativa basada en el juego de las mayorías y de las minorías, mucho menos del centralismo democrático o de las formas leninistas de partido. Tienen que ir construyéndolo de día en día. 

Suma a eso otro problema crítico, mejor dicho, dos problemas. La duplicidad organizativa entre los Círculos locales y presenciales y los equipos técnicos y políticos que controlan las redes sociales, tan importantes en una organización de nuestros tiempos. No lo tienen resuelto. Seguramente no lo quieren resolver. Si se determina la hegemonía de un sistema sobre el otro corren riesgos. Pero claro, mantener ese desequilibrio trae como consecuencia ese chorreo enemigo. Difícil problema, pero que para si lo quisieran los otros partidos aquejados de senilidad.

Decía dos problemas. El segundo en esta línea es el liderazgo. De alguna forma, a esta organización le repugnan los liderazgos. Incluido el de Iglesias. Una de las múltiples almas de Podemos tiene un origen ácrata. A los anarquistas no les gustan los líderes. Incluso cuando han tenido alguno en sus filas les cuesta aceptarlo con naturalidad. Se acepta en esa escuela con más facilidad el apostolado. Ferrer-Guardia, Federica Montseny, Durruti, etc. No eran dirigentes políticos convencionales. Eran activistas y tribunos sociales en lo fundamental. Esa alma de Podemos lo notamos muy bien en el gusto por las formas de organización asamblearias. Todo tiene que resolverse en la asamblea. Pero claro ¿Qué asamblea decide si una organización entra o no entra en un gobierno? Dicen que Internet puede ayudar a resolver esos pleitos, pero muchas veces la sensación que da la nueva democracia directa vía referéndum digital es extremadamente penosa. Desaparecen los matices. A Iglesias, algunos de los suyos, no hace falta remitirse a sus adversarios, le reprochan cierto toque mesiánico y provocativo. Dicen que de joven ya era algo inaguantable y empalagoso. Puede que ahora esté de subidón. Eso se cura. La gente joven de Podemos no tiene experiencia en las instituciones. La tendrían que ganar día a día. Ese no será el mayor de los problemas del liderazgo. Para mí que el problema es otro. De un movimiento de base y asambleario ha surgido una generación de políticos profesionales ¿Cómo controlar que no se erijan en un bloque de poder autónomo? A veces pienso que Podemos no ha querido convertirse en un partido al modo tradicional para evitar la ley de bronce de las élites partidarias. Ese fenómeno por el que la dirigencia de un partido se eterniza y se convierte en casta a través de juegos de lealtades internas y clientelares. Pero puede que para evitar esa circunstancia tendrían que haber inventado algún sistema de control de la representación. No parece que en este terreno hayan sido muy creativos con respecto a la teoría política dominante. El “check and balance” no aparece por ningún lado. 

Muchas tareas pendientes.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...